lunes, 3 de marzo de 2014

Sobre los objetivos y las fechas límites


Foto: P. Oyanguren

Este año, por primera vez en toda mi vida tengo unos objetivos para el año. Mes a mes los voy revisando, analizo los pasos que he dado, y en que dirección los he dado. En la revisión de enero me di cuenta de que los plazos eran irrealistas a más no poder, así que los cambie. En la revisión de febrero, tras las lecturas de Dyer, he sido consciente que de nada sirve tener unos objetivos y unos resultados con indicadores si no se tiene en mente de forma continua un propósito. Además se me ha planteado también una duda: 

-          ¿Tener una fecha límite marca realmente un compromiso o te lleva al contrario a forzar las circunstancias y te impide fluir?
Yo por ahora sigo con las mias, pero reconozco que le estoy dando vueltas a esa reflexión. Sólo caminando sabré la respuesta. Si el mes de enero fue el del recogimiento, el de febrero ha sido el del renacimiento. Encaro marzo con nuevas sensaciones interiores, más próxima a mi interior, menos preocupada por lo exterior, más confiada con la vida y con lo que me quiera ofrecer. ¿Y tú tienes propósito fijado, tienes fechas límite marcadas? Me encantaría saber tu opinión.
Feliz comienzo de semana

PD por cierto, en el club de lectura km0personal, hemos empezado con un nuevo libro. Para el mes de marzo, por si te animas, el monje que vendió su ferrari de Robin Sharma!!!!

3 comentarios:

  1. Mi objetivo es lanzar un producto digital para mi blog el 01 de julio.
    Los objetivos, para mi, son la energía (como el gasoil par los vehículos) para llegar a un destino pero si luego llego a otro pues no pasa nada ... porque siempre llego a un destino nuevo.
    Feliz semana y mes de marzo: el de la primavera, para mi.
    Un beso muy fuerte.

    ResponderEliminar
  2. Yo tambien tengo una fecha en julio!!!! A ver lo que nos depara la vida con acción...Besos y mucha suerte. Vir

    ResponderEliminar
  3. Yo tengo muchos objetivos, pero casi nunca les pongo fecha de caducidad, soy de fluir y de hacer las cosas a mi ritmo.

    Aunque también es cierto que a veces me entra la premura y quiero hacerlo ya!!! pues cuando eso pasa, lo hago y cuando no llega la inspiración, ni las ganas, pues lo voy dejando a un lado.

    Pero siempre, tengo en mi listado las cosas que quiero hacer y lo dicho, cuando llega el momento lo voy sacando... :)

    ResponderEliminar