miércoles, 26 de marzo de 2014

Entre renglones con David Safier: maldito karma




¡Cuánto tiempo sin leer una novela! Vi este libro en el carrito de la biblioteca y me lancé a por él. Una idea original, una buena trama, una construcción perfecta de personajes y mucho humor (absurdo) que te llevan página a página por una realidad irreal, o tal vez no tanto entre los caminos de la autoayuda y la búsqueda interior. A mi me ha encantado aunque reconozco que en mi opinión hay demasiada crítica contra los obesos y los diabéticos. Hay partes de humor, con las que yo no he encajado. Aún y así te lo aconsejo. Un libro fácil de leer, ameno y divertido, y muy bien escrito.
Puedes adquirir su libro aquí

viernes, 21 de marzo de 2014

Un poco de música para celebrar el cambio de estación...


Parece ser que es un hit por tierras galas. Yo la acabo de descubrir de la mano de mi peque de 7 años (una vez más). Música que huele a sensualidad, sentimiento, desgarro, pasión, a Paris...
Me llega dentro y la comparto con vosotros. Feliz fin de semana

miércoles, 19 de marzo de 2014

Entre renglones con Robin S Sharma: el monje que vendió su ferrari



El segundo libro del Club de lectura. Reconozco abiertamente que la historia en si no me ha emocionado y que lo que más atrae del libro son las enseñanzas que se pretenden transmitir. Son siete los elementos simbólicos que nos presenta el libro a través de una pequeña fábula.
1.Un jardín con flores que equivale a la mente y que conviene cultivar y mantener en perfecto estado.
2.Un faro que representa el propósito que debe guiar nuestras vidas, con un método descrito en cinco pasos
*Clara imagen mental del resultado
*Presión positiva, compromiso público
*Fijar un plazo
*Ponerlo en papel
*Crear hábito con los 21 días
3. El Kaizen que representa el equilibrio entre mente, cuerpo, alma con una propuesta de 10 rituales

viernes, 14 de marzo de 2014

El gran secreto del “beep”.




En el libro que presenté el miércoles, 18 minutos, comentaba de que modo había cogido una de las muchas opciones que planteaba el autor para empezar a gestionar mejor el tiempo, para sentir que no se me escapaba de las manos.
Una frase me marcó enormemente:" Gestione el día hora a hora, no deje que las horas le gestionen a usted"
!Cuantas veces sentimos que se nos escapan las horas, que se nos escurre el tiempo, que no llegamos a nada, que no nos cunden los minutos y que los días corren, las semanas vuelan!
¿Y cómo gestionar las horas, cómo hacerlo preguntarás, qué es lo que propone el autor? Pues sencillamente,el autor propone crear un sistema de alarma que cada hora te permita detenerte unos minutos, una brevísima interrupción que te avise para saber si en la última hora:
* has sido la persona que quieres ser
*has vivido tu vida como quieres vivirla
*las acciones que has realizado van en pro de tus objetivos
En la práctica se trata de programar el reloj de tu móvil u ordenador cada hora (el autor propone de 10h a 18h de lunes a viernes pero cada uno es libre de programarlo como mejor lo entienda). Yo llevo con este experimento del beep un par de semanas y puedo asegurar de que mi conciencia sobre el tiempo y su aprovechamiento han mejorado sustancialmente. A veces suena el beep y me digo, menuda hora pérdida Virginia. Me perdono y me planteo mejorar la siguiente. O a veces suena, y qué bien voy, a seguir así toca. Otras me doy cuenta de que he perdido la paciencia con los peques y aprovecho para pedirles perdón. Yo tengo principalmente dos objetivos para este año, uno profesional y otro personal, así que cada vez que oigo el pequeño beep, me pregunto "¿Voy por buen camino"? La interrupción es tan breve que no llega a ser molesta si uno está muy concentrado. Pero es lo suficientemente breve para llamar la atención en caso de que uno haya “malgastado 60 preciosos minutos”.
Te animo a que lo pruebes y luego me lo cuentes.
Feliz fin de semana

miércoles, 12 de marzo de 2014

Entre renglones con Peter Bregman: 18 minutos





Otra recomendación desde el blog de Marina  de  Psicosupervivencia. Un libro para saber gestionar el tiempo, como pueden ser el sistema GTD de David Allen (en castellano, organizate con eficacia) , posteriormente adaptado por Leo Babauta en su Zen to done. Sin embargo creo que este libro aporta algo más. Su estructura en cortos capítulos siempre ilustrados con algún ejemplo conocido o vivido por el autor contribuyen mucho a memorizar los consejos. Una estructura en cuatro partes
*observe su mundo con perspectiva
*qué voy a hacer este año
*qué voy a hacer hoy
*qué voy a hacer ahora
Y al final un consejo. “ Si después de este libro sientes que quieres cambiar algo en tu vida, no lo dudes, empieza ahora, tomando una de las indicaciones, la que más resuene”. Esto que a simple vista puede parecer una banalidad, en mi caso ha sido determinante porque soy de las que quiere aplicarlo todo al mismo tiempo, exigiéndome un montón y a veces dejando a rastras parte de lo deseado por el camino. Por ese motivo me he centrado en un consejo que por ahora está resultando determinante a la hora de gestionar el tiempo, de hacerme consciente de él, y sobre todo de aliarme como perfecto compañero. Te lo cuento el viernes, te espero.
¿Y los 18 minutos preguntarás? Se resumen a una planificación del día, a una revisión del mismo y a los 8 minutos secretos con los que espero sorprenderte el viernes. 
Más información sobre el autor aquí
Puedes adquirir su libro aquí.

viernes, 7 de marzo de 2014

Cambio de planes





Foto P. Oyanguren

Naciste con potencial
Naciste con bondad y confianza
Naciste con ideales y sueños
Naciste con grandeza
Naciste con alas
No te arrastres que no estás hecho para eso
Tienes alas
Aprende a usarlas y vuela
RUMI



Hoy toca post confesión, aunque tampoco sé muy bien cómo llamarlo. De un tiempo a esta parte estoy aprendiendo o al menos intentando simplificar mi vida, focalizarme en lo verdaderamente importante, aprender y reconocer mis prioridades, identificar mi propósito. He conseguido a través de mucho trabajo personal centrarme en un proyecto con el que me siento crecer y vivir. Un proyecto al que quiero dedicarle tiempo, ganas, ilusión y esfuerzos, porque así lo he elegido. En este camino, tengo que reconocer que en las últimas semanas me cuesta más de lo habitual escribir mis tres posts semanales. Y quiero fluir. Por eso he decidido, he elegido, bajar el ritmo. No quiero decir con eso que el blog se detiene ni mucho menos. Pero si tal vez que ya no publicaré de forma tan regular tres entradas obligatoriamente todas las semanas. La sección entre renglones será un fijo, porque mi adicción a la lectura se mantiene viva y además crece y crece y siento la necesidad verdadera de compartir lo que leo por si acaso pudiese resonar en ti, y te pudiese ayudar a despertar y a transformar algo en tu vida. Habrá semanas en las que tal vez encuentres los tres posts fieles a la cita, pero otras en cambio en las que la sección entre renglones se encontrará solitaria. Desde estas líneas quiero agradecerte tu comprensión, y el tiempo que has podido dedicar a leer mis palabras que con el tiempo has llegado a hacer un poco tuyas también. Agradecerte tu apoyo y tu compañía. Seguiré andando, seguiré con el proceso, pero la vida me pide que me centre, porque ha llegado la hora de darlo todo y de salir por completo de la zona de confort, una vez más. Inevitablemente. Te mantendré informado por supuesto y como te he dicho, te repito, esto no es una despedida, es un cambio de ritmos, una manera diferente de fluir y de sentirme acorde con lo que he elegido en estos momentos.
Me puedes seguir en facebook y en el club de lectura km0personal . Y por supuesto me puedes escribir un mail si así lo deseas.
Desde estas líneas, gracias y hasta muy pronto. 
Como muy tarde, el miércoles que viene con alguna propuesta literaria!!!

Feliz fin de semana