viernes, 22 de noviembre de 2013

Balance de mis 7 años como madre



Dicen que los 7 años marcan una etapa evolutiva importante en los niños. Que hasta esa edad, energéticamente, la dependencia es tan fuerte, que lo que sientes, vives y te ocurre a ti como madre, repercute inevitablemente consciente o inconscientemente, en mayor o menor medida en ellos. Por eso, hoy que ha llegado la fecha, he creído útil hacer un balance y marcarme nuevas pautas para los años a venir, aunque sepa a ciencia cierta que ante todo se trata de un trabajo en el día a día. Va por vosotros, maestros, y en este caso sobre todo por ti, princesa!!!
Me alegro haberos enseñado
*A no tener miedo al agua, desde los 6 meses en una piscina juntos disfrutando del contacto, uno con el otro, ambos con el agua. Ahora es un placer veros con tanta seguridad y confianza en cualquier medio acuático, sabiendo además que esa confianza se propaga a muchas otras facetas de vuestras vidas
*El poder de las palabras
*El poder del pensamiento
*El poder de la empatía, de la generosidad
*La magia de los ángeles

*Que la palabra imposible no existe
*Que es necesario vaciarse en todos los sentidos para dejar sitio a lo nuevo
*Que es útil organizar las cosas para encontrarlas
*A sentiros queridos para poder querer a los demás
*A sentiros únicos, porque lo sois
*A sentiros respetados para poder respetar a los demás
*A sentiros seguros
*A confiar en vosotros y en vuestras posibilidades
*A utilizar el “ni caso” para no sentiros afectados cuando alguien intenta ofenderos
*A no tener que hacer todo como todo el mundo : en el cine no hace falta comprar palomitas, puedes ser la única en practicar un deporte aunque a nadie más le guste, no es necesario tener lo que todo el mundo tiene
*A empezar a tener nuevos pensamientos sobre el dinero: siempre gastar menos de lo que uno tiene, el dinero es fácil, hay para todos, siempre encontrarás una forma de conseguirlo, basta con preguntarse, cómo…

Me encantaría haberos enseñado:
*A comer más verdura y fruta
*A ver menos la tele
*A colaborar más en las tareas cotidianas
*A meditar
*A estar en silencio, parados sin obligatoriamente tener que estar haciendo algo.

Pero tenemos tiempo, y de aquí en adelante con unas bases solidas, sé que todo es posible. Han sido muchas horas contigo, con vosotros. Ha sido y es sembrar para ir paso a paso, muy lentamente. Pero ver los primeros brotes me anima a seguir adelante. Ahora, cierto, en una nueva etapa.
Desde estas líneas mi más sincero agradecimiento por lo que habéis hecho de mi en estos primeros 7 años.
Feliz fin de semana!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario