viernes, 15 de noviembre de 2013

¿168h sin leer te animas?



Estaba en mi semana número cuatro del camino del artista y entre las tareas, “Privación de lectura”. Repito “Privación de lectura”. Tres palabras que resaltaban en negrita y que no podía terminar de creerme. ¿Cómo voy a hacer para no coger un libro, para no sentir la tentación si es como una segunda piel para mí? Entre las alternativas propuestas: bailar, cantar, hacer deporte, cocinar, meditar, ordenar, hacer manualidades, pasear, conversar, jugar, escribir.
Sí que es cierto que no he cogido ningún libro aunque la tentación ha sido MUY GRANDE.
Reto difícil donde los haya. Sí que he leído por ejemplo algunos mails personales (no los de blogs que podían esperar) sms, los libros de mis hijos del cole, etc.
En muchos momentos de soledad, reconozco que la tendencia es refugiarme en un libro y que tal vez necesitaría más encuentros personales, y sobre todo más diversión en mi vida, más relajación, no tanta autoexigencia.
Misión cumplida aunque reconozco que fue un placer volver a sentir el libro entre mis manos y dejar mis ojos recorrer a velocidad máxima los renglones que tanto me habían aguardado.
¿Has probado alguna vez este tipo de reto? ¿Te animarías?
Feliz fin de semana

3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Esta está siendo especialmente difícil para mi! Me pregunto si, por ejemplo, podría leer los subtítulos de una película que estoy muy interesado en ver :/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yo creo que sí, al fin y al cabo la actividad principal es la pelicula y no la lectura de la misma...lo que te diga el corazón!!!

      Eliminar