viernes, 11 de octubre de 2013

¿Llevas alguna clase de diario?




Creo que mis primeras palabras en un diario fueron con 6 años. Cuando las vi un par de años más tarde las arranqué, indignada por tanta tontería escrita, deseando empezar una nueva página. Desde entonces no he parado. Sí que tal vez haya habido temporadas en las que me haya sentido más o menos inspirada o necesitada, hayan podido pasar meses sin escribir o al contrario haya habido días en que debía escribir varias veces. Pero el diario, siempre ha estado a mi lado, en particular en momentos de desconsuelo, desasosiego y dura soledad. Las palabras entonces salen solas, como un desahogo, como un escupitajo dirían algunos, directas, sin planificar ni ser pensadas, escritura automática y sentida, escritura medicinal la que ayuda consuela y cura.
Cuando empecé a despertar me encontraba en siniestro total, necesitada de un chequeo general que se basaba principalmente en una observación muy detallada de varios aspectos de mi vida que sentía cojear. Por ello, en estos últimos meses he empezado además de mi diario personal, otro tipo de diarios, que me han permitido (y permiten) observar mi vida de más cerca, y hacerme más consciente.
Estos son los últimos diarios que he llevado a cabo, a ver si te suenan, a ver si útiles te pueden ser:
DIARIO MENSTRUACIÓN
Inestimable la ayuda de MMar del Blog alternativo con su trabajo sobre menstruación en El dedo en la llaga que me abrió una nueva puerta hacía un nuevo mundo, en particular con el diagrama lunar en el que se indican el día del ciclo, la fase de la luna, los sueños que hayas podido tener, los sentimientos y lo relativo a la sexualidad y a la salud. Desde que lo empecé hace año y medio, no he podido dejar de hacerlo.
DIARIO DE COMIDAS
Luego pasé a la alimentación para saber exactamente (es decir para ser consciente) de lo que comía y los motivos por los cuales comía (costumbre, hambre, emoción). Y es curioso porque hasta que uno no lo ve sobre el papel no se percata de lo mal (en mi caso) o bien que come. Esto es también lo que aconsejaban en el libro de las francesas no engordan, encantador manual sobre el buen comer.
DIARIO DE GASTOS
De la alimentación pasé a los gastos: lo que gasto, como lo gasto, lo que ingreso y dono, lo que compro y los motivos que me llevan a hacerlo, en base a que necesidades reales o inventadas. Y ahí sí que se abre un nuevo mundo. Una vez más, poner por escrito despierta, crea una energía difícil de explicar. Joan Antoní Mele es el rey en la materia del dinero consciente.
DIARIO DEL TIEMPO
Y de los gastos pasé al tiempo: cómo gestiono el tiempo, en qué empleo las 168h semanales. Es el último diario que tengo abierto y creo que en cierto modo me está ayudando a gestionar mejor mi tiempo, eso que tengo fama de ser muy (demasiado) organizada (¿Pero estás segura de que tú necesitas eso?)
Te cuento como he procedido en base a la inestimable ayuda de Laura Vanderkam, una emprendedora, escritora, madre de tres hijos, un buen modelo a seguir sin duda alguna.
De las 168h, primero se restan las horas de sueño, y luego las dedicadas al trabajo. También las de ocio que puede ser uno o dos días el fin de semana. Yo en mi caso he quitado también todo el tiempo que les dedico a los peques, y queda un número de horas para asuntos varios. A partir de ahí, ya es cuestión de prioridades, de establecer lo que quieres hacer con ese tiempo y agrupar los temas pendiente por actividades.
La verdad es que esto de tener diarios abre la conciencia y también destapa lo oculto. Y a veces duele porque nos enfrenta con los aspectos más oscuros de cada una. Pero me encanta, y a ti? ¿Y por cierto, llevas algún tipo de diario?
Feliz fin de semana!!!!

6 comentarios:

  1. Sinceramente, no. Pero me encantaría llevar un diario de emociones: cuantos besos, abrazos, llamadas doy y recibo.
    Tengo muy mala memoria y tendré que empezar a tomármelo en serio.
    Primer abrazo del día!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana lánzate que aparecerá la red....conociéndote va a ser una experiencia buenísima....un abrazo. Vir

      Eliminar
  2. Hola Virginia

    Yo empece a escribir de joven, por motivos de controlar y clasificar mis pensamientos negativos, tengo una libreta entera con pensamientos, ideas,..etc.

    Este año sentí la necesidad de comprar un bloc pequeño, un lugar donde poner lo que quería hacer con mi vida, empece un hábito que conservo, se ha convertido en mi diario, donde escribo lo que me pasa, como me siento.

    Algo que me ha ayudado, me lo dio Marina de Psicopsuvervivencia, realizar un chequeo semanal, otro habito que esta en mi vida, cuando comienza una semana, repaso como ha ido, las cosas buenas que he realizado, y después se lo envió tanto a Marina y a Ángel de vivir al máximo.

    Estos hábitos me ayudan a tener un registros de mi evolución, me ayudan a sentir que sigo caminando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yo soy un poco como tu Guillermo, necesito dejar por escrito y encima a mano (porque se desprende otro tipo de energia que el ordenador no permite) todo lo que siento, pienso y vivo para posteriormente hacer balance y ver como evoluciono. Una especie de auto-observación...gracias por compartir

      Eliminar
  3. Trabajando en mi sueño.13 de octubre de 2013, 9:34

    Yo llevo un diario de REGALOS DEL DÍA. Cada día escribo que regalo o regalos he tenido ese día. No hace falta que sean regalos materiales, es más, la mayoría de veces no lo son: tomar un relaxing cup of cafe con leche con un amigo despues del trabajo, reirme con alguien en el gimnasio, un abrazo de mi sobrino sin que yo se lo pida, una caricia de alguien a quien quiero, una comida que me gusta, un paseo, un beso, una película.....Gracias a ese diario he descubierto que casi todos los días (por no decir todos) tienen REGALOS, y además un poco me obliga a que en aquellos días que NO he tenido un regalo yo mismo me lo procure antes del final del día. El lema podría ser "ningún día sin regalo". Aunque en este tiempo también he aprendido que también hay día sin regalos o días en los que me cuesta más verlos. Para esos días grises o directamente negros siempre pienso que el mejor regalo es estar vivo y con salud. En general podría decir que es un ejercicio que me ha cambiado la perspectiva de las cosas y me ha permitido aprender a tratar de ver las cosas y circunstancias que nos ocurren desde un punto de vista más positivo.
    Gracias, me gusta tu blog y tus reflexiones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. qué buenisima idea!!!! Perfecta para desarrollar el agradecimiento en nuestras vidas y ser consciente de todo lo que tenemos. Mil gracias. Vir

      Eliminar