viernes, 25 de octubre de 2013

Inspiración femenina, descubriendo nuevos caminos II




Y llegaron las recomendaciones. Como bien sabes, yo estaba a la búsqueda de mujeres para mi modelaje personal, para ayudarme a confeccionar mi mapa, sabiendo por supuesto que la elaboración de éste únicamente dependía de mí.
En una comida con una gran amiga, le planteé la pregunta. Mi sorpresa fue escuchar su respuesta.
-¿Qué no encuentras mujeres? ¿Pero si sólo hay mujeres? O al menos para mi, la referencia es siempre femenina.
Y me empezó a citar varias:
Cierto es también que estamos hablando de un ámbito más espiritual, menos practico terrenal, pero no por ello dejan de ser exitosas y reconocidas.
Luego como el destino ha visto que seguía muy interesada en esta temática, ha ido colocando en mi camino pequeñas señales para que fuese investigando:
Julia Cameron y Nathalie Goldberg, impresionantes ambas en mi opinión por aunar la creatividad y la espiritualidad, por hacer de ellas un solo concepto. La convergencia en estado puro. Un modelo clave para mi.
Tambien y ahora recuerdo a la gran Ghislaine Lanctot.
Así que volviendo a los inicios de mi mail y pensando en que no encontraba, en que no había en mi camino (porque haberlas por supuesto que sabía que las había), me percato de lo muy equivocada que estaba.
Que no las conozca yo no quiere decir por supuesto que no existan por mucho que esté conectada, por mucha lectura, por mucha investigación.
Que no se conozcan o reconozcan en España, o me atrevo a decir incluso en Europa no quiere decir nada porque pueden ser reconocidas a nivel mundial sin tener repercusión aquí.
Luego hay que ver  en que radica el reconocimiento, el éxito.
El caso es que me quedo más tranquila, no se muy bien los motivos, pero necesitaba saber, necesitaba quitarme esa espinita y ver que hay mujeres, y sobre todo madres que han podido salir adelante y desarrollarse con otras herramientas, desde otras perspectivas, más humanas, más profundas, menos comerciales, menos “americanas” sin duda alguna.
Esto me recuerda un mate entre palabras bañadas por el sol que tomé hace unos días con una gran persona que me daba su opinión sobre las mujeres con hijos. Hablaba sobre emociones, sobre una manera diferente de hacer las cosas. Hablaba sobre prioridades y yo compartía todo lo que decía. No tanto beneficio, tanto punto de vista del cliente, más emoción, más empatía, más dar para luego recibir, pero dar desde dentro, desde el corazón, desinteresadamente, incondicionalmente. Y en eso, las mujeres madres llevamos ventaja. Por naturaleza o por lo que sea, pero ventaja. Y es lo que tenemos que explotar, cada día que pasa estoy más convencida. No tiene por qué ser con 30 años. El éxito puede esperar a los 45, pero será un éxito transformado, diferente. No puede ser de otro modo

No sé si te habrás preguntado esto en algún momento, pero por si acaso me apetecía mucho compartirlo contigo, y sobre todo me encantaría saber lo que piensas, conocer tus referencias si las tienes, e ir aumentando la lista, porque sé que hay muchas, muchas más...
Mil gracias por adelantado y feliz fin de semana

3 comentarios:

  1. Mi Declaración de Autoestima
    por Virginia Satir
    Yo soy yo.
    En todo el mundo no existe nadie
    exactamente igual a mi.
    Hay personas que tienen aspectos míos,
    pero en ninguna forma el mismo conjunto mío.
    Por consiguiente, todo lo que sale de mi es auténticamente mío
    porque yo sola lo elegí.
    Todo lo mío me pertenece: mi cuerpo,
    todo lo que hace;
    mi mente, con todos sus pensamientos e ideas;
    mis ojos, incluyendo todas las imágenes que perciben;
    mis sentimientos, cualesquiera que sean: ira, alegría,
    frustración, amor, decepción, emoción;
    mi boca, y todas las palabras que de ella salen, refinadas, dulces, o cortantes,
    correctas o incorrectas;
    mi voz, fuerte o suave,
    y todas mis acciones, sean para otros
    o para mí.
    Soy dueña de mis fantasías,
    mis sueños,
    mis esperanzas,
    mis temores.
    Son míos mis triunfos y mis éxitos,
    todos mis fracasos y errores.
    Puesto que todo lo mío me pertenece,
    puedo llegar a conocerme íntimamente.
    Al hacerlo, puedo llegar a quererme
    y sentir amistad hacia todas mis partes.
    puedo hacer factible
    que todo lo que me concierne funcione
    para mis mejores intereses.
    Sé que tengo aspectos que me desconciertan
    y otros que desconozco.
    Pero mientras yo me estime y me quiera,
    puedo buscar con valor y optimismo soluciones para las incógnitas
    e ir descubriéndome cada vez mas.
    Como quiera que parezca y suene,
    diga y haga lo que sea,
    piense y sienta en un momento dado,
    todo es parte de mi ser.
    Esto es real y representa el lugar que ocupo en ese momento del tiempo.
    A la hora de un examen de conciencia, respecto de lo que he dicho y hecho,
    de lo que he pensado y sentido,
    algunas cosas resultarán inadecuadas.
    Pero puedo descartar lo inapropiado,
    conservar lo bueno
    e inventar algo nuevo
    que supla lo descartado.
    Puedo ver, oír, sentir, decir, y hacer.
    tengo los medios para sobrevivir,
    para acercarme a los demás,
    para ser productiva
    y para lograr darle sentido y
    orden al mundo de personas y
    cosas que me rodean.
    Me pertenezco y así puedo estructúrame.
    Yo soy yo y estoy bien.
    © Virginia Satir

    ResponderEliminar
  2. Virginia, no sé porqué pero no ha salido el otro comentario :( en el que te comentaba, acerca de Virginia Satir. de su libro "Nuevas relaciones humanas en el núcleo familiar". Te preguntaba que es el éxito? Te hablaba de grandes mujeres a quienes conozco que me inspirar día a día desde la cotidianeidad de sus vidas anónimas, que quizás nosotras tenemos una manera más cercana de comunicarnos. Que hay muchas maneras distintas de crecer y de contribuir a que otros crezcan.

    Te recomiendo también a Pamela A. Field, me encantó su libro "La mujer que se sueña a sí misma" de Ediciones Vesica Pircis.

    ResponderEliminar
  3. me han encantado tus comentarios Brisa, de verdad. muchísimas gracias. Estoy en plena lucha interna entre ego y alma y me ha venido genial. Un abrazo fuerte. Virginia

    ResponderEliminar