lunes, 2 de septiembre de 2013

Balance de 2 meses de verano




De regreso, aquí estoy, y si sigues a mi lado, bienvenido/a de nuevo a km0personal.
A lo largo de estos dos meses en los que he querido focalizarme en dos proyectos muy concretos (las 2 P: peques y proyecto personal), he saboreado aún más si cabe las mieles de lo natural, he tomado consciencia y he pasado a la práctica. Y por supuesto, lo voy a compartir, por si de utilidad te pudiera ser. En los próximos posts de este mes podrás encontrar desde trucos de belleza naturales caseros, hasta productos que pueden sustituir fácilmente a los químicos, además de las lecturas de verano en las que este año he descubierto al gran Leo Babauta, Seth Godin, Chris Guillebeau, no sin adentrarme en el ámbito del modelaje, a la búsqueda de mujeres influyentes, que en algún sitio están, que ya empiezo a descubrir.
En cuanto a los proyectos, el de los peques ha sido sin duda alguna éxito rotundo. He disfrutado como nunca, me he sentido privilegiada donde las haya. He estado presente y ellos lo han sentido. La energía ha fluido, he crecido, me he llenado de su sabiduría, me he dejado llevar confiando. Les he ofrecido en este primer verano compartido en su totalidad, tiempo de calidad pero sobre todo tiempo en cantidad.
Lo que me había propuesto y he logrado:
- respetar ritmos
-nada de estrés, ni de multiactividades,
-pocos horarios,
-dejarles tomar sus propias decisiones, realizar sus propios planes,
- confiar en su iniciativa,
-respetar sus necesidades que en ocasiones, no coincidían necesariamente con las mías
- buscar mi tiempo solitario, por las mañanas para “mis cosas” y buscar también tiempo con mi pareja (1era escapada en verano a solas)
Lo que me han enseñado ellos:
-nada de prisas ni de ir corriendo de un sitio para otro,
-focalizarme en una cosa a la vez, por ejemplo hacer un plan por medio día,
-disfrutar de la tranquilidad que procura el no tener obligaciones.

Lo que he sentido y no esperaba, lo que me ha sorprendido
*sensación de continuidad de convergencia en mi vida. Sentimiento de no necesitar un tiempo preciso para vacaciones, para desconectar de todo. Seguir haciendo más o menos lo que llevo haciendo desde hace unos meses (leer, escribir), es más necesidad de seguir haciéndolo sea el día que sea. Sensación de convergencia sabiendo que todos los días son importantes, sin grandes separaciones entre los días de semana y el fin de semana.
*primer verano con mayor tiempo para mi, mucha más independencia por parte de los peques y relación mucho más equilibrada (como siempre la vida es cambio, etapas, proceso, camino)
*desconexión de  internet total asociada a una liberación absoluta

 El segundo proyecto, el más personal, avanza. He cogido al toro por los cuernos, me he enfrentado a mis miedos y estoy trabajando en ello, aunque tengo que reconocer que menos de lo que me hubiera gustado. La primera P ha ganado por goleada en este partido estival, pero no me arrepiento. Ahora con la llegada del cole, de nuevo tiempo personal que sabré aprovechar mejor si cabe. El miércoles primer acercamiento a Leo Babauta, y el viernes los trucos de belleza e higiene.
¿Te animas? ¿Y por cierto qué tal ha ido tu verano?

4 comentarios:

  1. ayyyyy, qué sana envidia por Dios¡¡¡¡¡¡¡¡¡

    este verano nosotros hemos estado enfrasacados en un proyecto intenso pero muy positivo, nuetsro primer curso online, pero no hemos llevado a Samael a ningún campamento sino que todos en casa para q el niño gozase de libertad absoluta de tiempos. Y los padres nos hemos turnado como hemos podido.

    pero el año que viene, me apunto a lo tuyo sin duda

    Bss

    MMar

    ResponderEliminar
  2. son etapas que tocan. es la primera vez que lo vivo y siento todo lo que me he perdido, pero en aquellos tiempos no era consciente aún...estoy segura de que aún y liados habeís disfrutado un montón y le habeis dejado tambien a él hacerlo.bsos mil

    ResponderEliminar
  3. Para mi ha sido un verano también diferente, como mis niños son ya grandes decidí irme con una amiga a hacer un trocito de camino de Santiago, una excusa para viajar, estar en plena naturaleza, escucharme, compartir, conocer, reflexionar, mirar, esforzarme, conocerme, experimentar, desconectar de todo y de todos... y sí!! me gustó!! me gustó mucho!!, y en casa todo siguió su "ritmo", más o menos, pero sobrevivieron..., no soy imprescindible, ja! ja! aunque si muy bien venida!

    Mil gracias por todas tus reflexiones y experiencias, me enriquecen mucho aunque no escriba nunca...Gracias!! y Bienvenida a tus proyectos, ya nos contarás...
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. cuanto me alegro Pili!!! Es increible la sensación que tenemos a menudo las madres de pensar que todo se desmoronará en nuestra ausencia...y luego al final, no pasa nada. Nos cogemos nuestro tiempo, volvemos con mucha más enegia para nosotras y para los demás y aunque se nos echa mucho de menos, saben vivir sin nosotras..Tendríamos que recordarlo más a menudo...La experiencia del camino es única. Yo lo hice durante 8 días y me encantaría continuarlo en algún otro momento. Feliz regreso a ti tambien.

      Eliminar