miércoles, 19 de junio de 2013

Entre renglones con Timothy Ferriss: la semana laboral de cuatro horas




En mi opinión sencillamente impresionante. Como si de una gran puerta que durante años se hubiese mantenido cerrada, como si de una venda que hubiese cubierto mis ojos, como la luz que aparece detrás del túnel. Impresionante repito. Sé que a varias personas, por sus comentarios en diferentes blogs, este libro les suena hueco, pura farsa, pura mentira. Pero también sé de otras, las que no se han limitado a leerlo y ponerlo en una estantería, las que lo han puesto en práctica, para quienes este libro ha supuesto una verdadera revolución. Sin duda alguna, en este segundo grupo me quiero yo incluir.

De cómo eliminar todo aquello superfluo en tu día a día, de cómo automatizar las tareas tediosas, de cómo liberarte, de cómo buscar lo que te apasiona, y de cómo montar un negocio en internet que te permita tener recursos pasivos. De cómo crear libertad de tiempo y espacio para usarlos como cada persona lo estime conveniente.
No digo por supuesto que sea la solución idónea para todo el mundo, ni tampoco que sea lo que yo exactamente quiero o creo querer. Pero lo que está claro es que con esta lectura, un nuevo horizonte se abre, un gran abanico de oportunidades hasta ahora desconocidas, que están ahí, que pueden ser utilizadas o no, pero en el fondo me siento algo menos ignorante. Como siempre, tomar sólo lo que en cada uno resuena
Del libro, me quedo con mucho, con prácticamente todo, pero aquí y ahora comparto contigo, algunos renglones sueltos, de todos los que sus 478 páginas alberga:
*bueno y a qué te dedicas? Nunca me ha gustado identificar lo que hago con quien soy. Cómo explicar que lo que hago con mi tiempo y lo que hago para ganar dinero son dos cosas completamente distintas?
*la vida no tiene que ser tan dura. La mayoría de la gente, mi yo pasado incluido, se ha dedicado durante demasiado tiempo a convencerse de que la vida tiene que ser difícil, resignados a pasar día tras día en una cárcel laboral mortalmente aburrida a cambio de fines de semana relajantes (a veces) y ocasionales días de vacaciones.
*hacer menos no es vagancia: esto nos resulta difícil de aceptar a la mayoría porque nuestra cultura recompensa el sacrificio personal en lugar de la productividad personal. Concéntrate en ser productivo, no en estar ocupado.
*si algo es importante para ti y quieres hacerlo “algún día”, hazlo y corrige el rumbo mientras caminas.
*normalmente lo que nos da más miedo hacer es lo que más necesitamos hacer. Decide hacer todos los días una cosa que te dé miedo
*mide el coste de no actuar, date cuenta de que la mayoría de los errores son improbables y reparables y forja el hábito más importante de los que destacan sobre los demás y disfrutan haciéndolo: pasar a la acción.
*si eres inseguro, sabes qué? El resto del mundo también. No sobrevalores a la competencia y te minusvalores a ti. Eres mejor de lo que crees.
*QUÉ ME HACE ILUSIÓN? Es la pregunta clave a la que tienes que responder.
*Creo que la vida existe para ser disfrutada y que lo más importante es sentirte bien contigo. Cada persona tendrá sus propios medios para lograr ambas cosas, que irán cambiando con el tiempo. Para algunos, la respuesta estará en trabajar con huérfanos, para otros en componer música. Yo tengo mi manera personal de conseguir ambas cosas pero no espero que le sirva a todo el mundo.
*No hay una respuesta correcta a la pregunta de lo que debo hacer con mi vida. Lo importante es hacer algo que te parezca divertido y gratificante.
IMPRESIONANTE, repito….
Más información sobre el autor aquí  
Puedes adquirir el libro aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario