miércoles, 5 de junio de 2013

Entre renglones con José Mª Carrión: La mujer que quería buscar a Dios y no lo encontraba




Antes de este post, dos lecturas del libro (intuyo que habrá alguna otra) y una entrevista a su autor en este blog. El libro me recuerda mucho a “El poder del ahora” y a toda la filosofía de Eckhart Tolle con una diferencia: la sencillez y ligereza de la pluma de José María Carrión que puede llegar a todo lector. Ameno y fluido, el dialogo que recorre todo el libro, te invita a vivir, una aventura, la de la vida, la del despertar. Una aventura en la que no se trata de elegir, no de pedir, sino simplemente de fluir, de estar, de vivir. ALTAMENTE RECOMENDABLE.
Entre algunas (son muchas más por supuesto) citas, me quedo con:
*El único secreto es rendirse, cuando te rindes empiezan a suceder las cosas que están preparadas para ti.  
*Tu energía antes estaba puesta en las redes sociales. La energía de los seres dormidos no puede estar en dos sitios a la vez, si tu energía está puesta en las redes sociales, no puede estar contigo. Eso es lo que yo llamo un lobo con piel de cordero, no eres capaz de ver la fiereza y violencia que tienen las redes sociales. Aparentemente parece que es algo inocente con un fin noble para que la gente estén conectados los unos con los otros. La gente no es feliz, está aburrida, no sabe lo que hacer con el tiempo, y una manera de matar el tiempo para no aburrirse es utilizarte a ti como distracción. Por supuesto a ti no te hacen sentir como que eres su distracción, a ti te hacen sentir como que eres importante, si te mandan un mensaje, tú piensas que se acuerdan de ti, que piensan en ti, que te tienen en consideración para algo, y eso te hace sentir importante. A tu ego  le gusta mucho sentir que la gente se acuerda y piensa en ti.
*cuando estás teniendo la experiencia, hay un momento en el que desaparece por completo la mente. Depende mucho el tipo de experiencia que sea, pero en cualquier experiencia que sea la primera vez, siempre hay unos instantes en lo que la mente desaparece. Esto ocurre siempre la primera vez que tienes la experiencia. Al ser algo nuevo para la mente, algo que desconoce no puede intervenir. La mente sólo interviene en aquello que conoce, sólo sale a hablar de aquello que conoce, cuando se habla de algo que no conoce, ella se calla, se tapa, se esconde, no quiere hacer el ridículo, y por eso desaparece. La segunda vez que repites la experiencia, la cosa ya cambia, porque es algo que ya conoce la mente, es algo que ya no es nuevo para ella, entonces sí interviene.
*nunca me cansaré de decirte que dejes tú que sea la vida quien te lleve, quien te arrastre a través de su corriente, y ella te llevará donde realmente tienes que estar. Si fluyes con la vida, sin pedirle nada, sin imponerle condiciones, sin ofrecer resistencia, ella te mostrará los misterios y ella te mostrará quien eres y cuál es tu misión en esta vida.
Deja que sea la vida quien te desvele las respuestas, pero nunca las busques, porque toda búsqueda implica necesidad, y la necesidad hace que si no tienes la respuesta la inventes.  
*recuerda…no se trata de lo que te gusta, no se trata de lo que tú quieres en tu vida. Se trata de lo que tu Ser necesita.

Más información sobre el autor y su libro disponible aquí

2 comentarios:

  1. Gracias por ser y por acompañarme en mi camino. Alberto.

    ResponderEliminar