viernes, 7 de junio de 2013

Desaprendiendo, aprendiendo, reaprendiendo...








Una vez despierta descubrí que no sabía nada, que poco sabía. Nada de la vida, nada de lo verdaderamente importante. A mi favor, los sentimientos y emociones que siempre he sabido expresar y llevar conmigo. El resto, aprendizaje pendiente. El despertar se acompañó de tiempo libre, puro regalo de la vida que acepté como si de una verdadera bendición se tratase: meses en el desempleo, pero meses ocupada, desaprendiendo, reaprendiendo, reeducándome de forma autodidacta en todas aquellas materias que nadie me enseñó y que hoy creo que me tocará difundir de un modo u otro: educación, alimentación, crianza, finanzas, salud, espiritualidad, la lista es larga y tal vez tú también te encuentres en pleno proceso….
A medida que aprendo, me equivoco, aprendo y comparto, aprendo y hago partícipes de esta situación a quienes me han elegido como madre en esta etapa, por estas tierras. Aprendo y olvido lo que no resuena, aprendo y me quedo con lo que vibra. Aprendo, reaprendo, desaprendo…
Feliz fin de semana

No hay comentarios:

Publicar un comentario