lunes, 17 de junio de 2013

Creando tu propia realidad, donde están las diferencias?




Hoy además de una reflexión personal, lanzo una pregunta, busco una respuesta, preciso de tus comentarios, de tu opinión. En este caminar, los libros hasta ahora, sobre todo aquellos que se presentan sin ser llamados, cual invitados sorpresa, han jugado un papel muy importante en mi vida, a la hora de conocer, de aprender, de descubrir, sabiendo por supuesto que nada se puede quedar en una mera lectura, que todo aprendizaje pasa por experimentar, por actuar, por hacer. Dicho esto, tres grandes libros que últimamente han resonado con fuerza son:
*el último presentado: la semana laboral de cuatro horas
*los secretos de una mente millonaria
*padre rico, padre pobre
Leyendo estos libros, entre sus líneas varias personas, muy reconocidas a nivel público, me han venido a la mente. De dichas personas, la gran mayoría por no decir la totalidad son hombres y han sabido de forma excepcional utilizar la palabra escrita, los consejos que al alcance de todos están para hacerlos realidad, para crear su propia realidad. No digo que no haya mujeres que no hayan hecho lo mismo, que por supuesto  las hay, pero tal vez su nivel de repercusión mediático no es, no haya sido el mismo, tal vez no sean tan numerosas.
Y me pregunto, en mi interior, que diferencias hay entre unos y otros, donde está la brecha, donde el declic que nos permita estar y ser.
*Diferencias entre personas: ¿Miedo a actuar, miedo al poder, estar o no en pareja?
*Diferencias entre hombres y mujeres: ¿ prioridades diferenciadas sobre todo cuando la maternidad se abre camino durante los primeros años,  necesidades variopintas fruto de una química, física y espiritualidad diferente -la mujer transformadora, el hombre creador?
*Diferencias entre mujeres: ser o no ser madre, etc.
Me encantaría saber y conocer tu opinión al respecto, sobre todo, si eres una de esas que ha sabido crecer con estos o con otros libros, que tal vez me puedas, nos puedas recomendar.
Por adelantado, mil gracias.
Y cómo no citar este artículo con el que me sentí tan identificada…. 
Feliz comienzo de semana

No hay comentarios:

Publicar un comentario