viernes, 28 de junio de 2013

Nueva etapa




Ya sin compromisos escolares, ya sin horarios impuestos, y con su presencia constante durante los dos próximos meses, empieza una nueva etapa en mi vida. Ellos son a día de hoy una de mis mayores prioridades, además de mi mejor escuela de la vida, y lo mejor que puedo hacer por ellos es estar, darles y concederles tiempo, presencia consciente. Está muy bien lo de la calidad de tiempo frente a la cantidad del mismo (ahora tomando cierta distancia, me doy cuenta de que funciona para aligerar la conciencia, para ahuyentar el reproche), pero si se aúnan los dos ingredientes, la mezcla es explosivamente positiva para todas las partes. En paralelo, voy viendo la luz a nivel personal y he decidido a pesar de carecer de tiempo, porque dedicado practica e íntegramente a ellos, empezar con un nuevo proyecto. Me lo he propuesto ahora, porque es cuando ha llegado, y si es el proyecto que deseo, saldrá sean cuales sean las condiciones y adversidades. Así que lo tengo decidido, me lanzo, me doy dos meses, y en estas líneas y sin proponerlo me comprometo a llevarlo a cabo. No hablo más de él, porque con el tiempo he entendido que con palabras anticipadas, esparcidas por doquier, la energía se dispersa y el proyecto o la idea fuerza pierden.
Por esos dos motivos principales (las 2 P, peques y proyecto), km0personal estará de vacaciones. Silencio veraniego, con o sin sol, escapadas familiares, tiempo para el reencuentro, para el análisis y la observación.
Me reencontraré contigo en septiembre, renovada, diferente. Lo sé y lo intuyo. Y te contaré donde estoy, por donde camino, si sigo perdida, si simplemente sigo, si algo de claridad veo, si mi misión intuyo, si he despertado y me he encontrado, si te puedo dar la mano para encontrarte tú también. Allá donde estés, allá donde vayas, no dejes de buscarte, no dejes de ser, fluye y sonríe. Nos vemos en septiembre, nos vemos muy pronto. Feliz caminar, felices días de luz!

jueves, 27 de junio de 2013

Experiencia de Km0personal con Borja Vilaseca




Una de las entrevistas más inesperadas. Solicito a muchas personas participar en esta sección, pero por supuesto no todas se prestan por diferentes motivos, responden excusándose, o simplemente rechazan la propuesta en silencio. Hoy tengo, tenemos el privilegio de contar con la participación de Borja Vilaseca en Experiencias de Km0personal. Descubrí a Borja en el aeropuerto de Barcelona, cuando haciendo tiempo entre libros, descubrí “El principito se pone la corbata”. Despúes de unos años de profundo ajetreo conciliando maternidad con un cargo de dirección, releyendo ese libro volví en cierto modo a poner parte de mi pensamiento en su sitio. Esa forma de ver, de sentir y de pensar la vida, que a un lado había dejado postergada, limitándome sólo a sobrevivir desde el presente, sin preguntas, sin respuestas. Desde entonces, Borja ha sido y es un referente. Y ahora con su participación, con su historia, aún más. Te dejo con sus respuestas. Te dejo con el periodista, escritor, emprendedor, conferenciante. Te dejo con una gran persona.
Las 10 preguntas:
1. *El despertar: crisis o visualización. Se puede empezar un km0personal por muchos motivos. La vida suele dar señales, en un principio sibilinas, pero que a menudo pasan desapercibidas a ojos de muchos. Por ese motivo, la vida se ve en la obligación a veces, de ponernos frente a frente con una crisis sea del tipo que sea, para evolucionar, cambiar, y optar por un nuevo camino. Otras personas sin embargo evolucionan sin crisis, en armonía. ¿Cómo te sucedió a ti? ¿Cómo supiste que algo tenías que cambiar?
* Después de varios años tratando de llenar el profundo vacío
existencial que sentía en mi interior, a los 19 viví mi “annus
horribilis”. La vida me hizo despertar a hostias… Me dejó la novieta de
la que estaba obsesivamente enamorado, dejándome como recuerdo la
“Mononucleosis”. Me atropelló un coche yendo en moto.

miércoles, 26 de junio de 2013

Entre renglones con David J. Schwartz: la magia de pensar en grande




La lectura de la semana pasada, ha dejado indeleble una gran huella en mi. El autor recomendaba cuatro grandes lecturas, y a ellas me he lanzado los brazos abiertos. Esta es la primera: la magia de pensar en grande, desde luego un libro para leer y releer cuando el ánimo decae. Me encantan los consejos al final de cada capítulo a modo de resumen que invitan a pasar a la acción. Me encanta y comparto la filosofía del autor de que todo, absolutamente todo está en nuestra mente, en nuestros pensamientos, en nuestra cabeza. Y me encantan, muchas frases con las que me he sentido muy identificada y que me han hecho reflexionar sobre bastante…mucho.
Ahí van:
*Todos nosotros somos el resultado de lo que se piensa a nuestro alrededor, mucho más de lo que creemos. Y gran parte de ese pensamiento es pequeño, no grande.
*El conocimiento es poder cuando se usa constructivamente: más importante es usar la mente para pensar que para almacenar datos que se pueden encontrar fácilmente. La capacidad de conseguir la información es más importante que la de almacenamiento de datos.
*la confianza se adquiere y se desarrolla
*la acción cura el miedo
*NUNCA VENDERSE A BAJO PRECIO A SI MISMO
*No es importante lo que uno tiene sino lo que uno está planeando obtener.
*cuando usted cree que alguna cosa es imposible su mente va a trabajar para probarle por qué. Pero cuando usted cree, realmente cree, que algo puede hacerse, su mente va a trabajar para usted hallando los medios de hacerlo.
*no hay un medio, no un camino. Hay tantos medios y caminos como mentes creativas
*actuando sobre las ideas, se gana en tranquilidad mental; la acción destruye miedos
Puedes adquirir este libro aquí:

lunes, 24 de junio de 2013

Balance, haciendo autocrítica




Hace mucho que no hago balance y creo que es necesario para evaluar el proceso vivido. Las lecturas son múltiples pero luego en la práctica, los hábitos adquiridos sólo pueden ser aquellos que realmente resuenan con nosotros, aquellos para los que estemos realmente preparados. Los libros con sus palabras, la vida con sus señales te invitan continuamente a cambiar, a salir de la tan conocida zona de confort, pero me he percatado de que sólo es posible si algunas condiciones se prestan: momento oportuno, energía necesaria, confianza, ausencia de miedos, pensamiento grande. Y precisamente, aunque he cambiado muchísimos hábitos en año y medio, me doy cuenta de que tal vez, con algunos temas, lea demasiado y pase poco a la acción temiendo no estar preparada.
Creo que ha llegado el momento de HACER (manteniendo este blog por supuesto), al margen de que pueda seguir leyendo. Creo que ha llegado el momento de dar un pequeño paso más por mucho miedo que cause, por mucha pereza, por mucha falta de confianza. Es sólo cuestión de volver a adquirir un nuevo hábito, de lanzarme al vacío y descubrir una vez más que no era para tanto, de actuar para enfrentarme al miedo y así hacerlo desaparecer. Si ya lo he hecho en varias ocasiones, porque no una vez más nuevamente?
Por eso, en los dos próximos meses, me propongo algo menos de lectura, y más acción consciente. Sólo me voy a concentrar en eso para no descentrarme, para no dispersarme.
Por lo demás, me siento cada día más coherente, más entera, más persona. Con mucho que pulir, con mucho que aprender, experimentando, sintiendo, viviendo, disfrutando del proceso, incluso de las partes más dolorosas, más cansadas, menos amenas, confiando que todo tiene su razón de ser, aceptando, dejándome llevar, dejándome fluir.
¿Y a ti como te va?
Por cierto, feliz comienzo de semana!!!

viernes, 21 de junio de 2013

Tiempo, palabras, atención, queja




Vivo en un lugar donde el sol últimamente se esconde. Un lugar donde la lluvia reina y entrados en el verano, no hemos saboreado los encantos de la primavera. Semejante a los demás, necesito del sol, su vitamina D, su calor, su luz, su energía. Pero es algo que se me escapa, que se nos escapa completamente de las manos. Y me doy cuenta, que a medida que pasan los días, y que el sol sigue escondiéndose, los temas de conversación en torno al tiempo aumentan, crecen, se disparan. Todo es queja, incesantes murmullos que en cualquier lugar te alcanzan de forma indeseada. He observado con conciencia la situación y me pregunto si no hay más temas de conversación, si no hay otro tema en el cual invertir las palabras, pero sobre todo, si no hay algo más interesante a lo que prestar nuestra atención, ceder nuestra energía, cuando además estamos hablando y quejándonos de algo que no depende de nosotros. La queja atrae a la queja, y la queja poca energía proporciona. No tengo sol pero me levanto sonriendo y si veo la lluvia, pienso en la necesidad de limpiar tantas y tantas cosas. Pero nada de quejas, no más quejas por mucho que duela. Aprendamos a aceptar lo que hay, incluso cuando llegue el sol achicharrante que no permita tampoco salir de casa y que suscite a su vez, mil y una quejas….queja y más queja….
¿Te has parado a pensar a que prestas tú atención? ¿ A quién cedes tu energía? ¿Para qué empleas tus palabras? ¿Te quejas?
Por cierto, parece que hoy sale el sol....
Feliz fin de semana!!!!

jueves, 20 de junio de 2013

Entrevista Km0personal con Marina de Psicosupervivencia

Descubrí a Marina vía el blog de Angel: me encantó su tono fresco, cercano, personal, sencillo, puro sentimiento.
Ella se define como psicóloga, escritora y persona, no necesariamente por ese orden. En la actualidad, trabaja como Psicóloga Interna Residente en el Hospital Puerta del Mar, en Cádiz. Escribe en Psicosupervivencia: su intento de ofrecer psicología útil que sea a la vez pragmática y soñadora.

 Su twitter: www.twitter.com/psicosuperviven
Os dejo con sus respuestas, feliz lectura y mil gracias Marina, por tu tiempo, por compartir!!!

Las 10 preguntas:
1. *El despertar: crisis o visualización. Se puede empezar un km0personal por muchos motivos. La vida suele dar señales, en un principio sibilinas, pero que a menudo pasan desapercibidas a ojos de muchos. Por ese motivo, la vida se ve en la obligación a veces, de ponernos frente a frente con una crisis sea del tipo que sea, para evolucionar, cambiar, y optar por un nuevo camino. Otras personas sin embargo evolucionan sin crisis, en armonía. ¿Cómo te sucedió a ti? ¿Cómo supiste que algo tenías que cambiar?
Yo tenía 19 años y acababa de dejar la carrera de Periodismo en Barcelona. Me había dado cuenta de que quería escribir, pero no ser periodista. Ahora barajaba otras opciones: Filosofía, Filología Hispánica, Humanidades y Psicología. Pensaba que la Filología era "lo adecuado" para ser escritora, pero no me veía dando clases ni desempeñando trabajos que tuvieran que ver tangencialmente con la escritura. Yo quería escribir, punto. La psicología me llamaba la atención porque pensaba que entender la mente humana también podía servir para escribir mejor.
Un fin de semana me fui a Granada para ver las facultades y decidir si me iba allí el año que viene. No sólo no tenía clara la carrera; tampoco sabía dónde quería estudiarla. Pasé dos días caminando por el centro de Granada y reflexionando sobre mi futuro. Todo el mundo me daba consejos y yo seguía sin tener ni idea. Entonces, en uno de esos paseos me vino un idea a la cabeza: "quiero ser útil". Y elegí Psicología. No es que las otras carreras no fueran útiles, pero me pareció que como psicóloga podía tener una influencia real en la vida de la gente. Diez años después, sigo teniendo otros sueños, aficiones y pasiones, pero la utilidad es mi verdadera obsesión y la brújula que me guía cuando empiezo cualquier proyecto.

2. *El desierto, la búsqueda. Es el proceso, la parte de transformación que a menudo queda oculta: experimentando, leyendo, creciendo, volviendo a nuestro ser, siendo más natural, simplificando, llegando a la raíz. A veces solo, o a solas. Perdido y en crisis. ¿Qué recuerdos tienes de lo vivido?
Mi desierto tiene dos partes: trabajar a solas con la escritura y trabajar a solas conmigo misma. Llevo escribiendo desde mi infancia sin tener muy claro si me llevaría algún lado: veinte años escribiendo, que se dice pronto. Además, la escritura es un camino solitario porque es difícil enseñarla, aprenderla y compartirla. Los blogs me han ayudado mucho en ese sentido: el feedback y la compañía que proporcionan me han motivado para seguir adelante todos estos años.
El trabajo conmigo misma también ha sido difícil. He tenido ansiedad (¡mucha!), he pasado épocas muy, muy tristes, he hecho daño a la gente a la que quería. He leído mucho sobre psicología y autoayuda: desde artículos científicos hasta libros chungos. He ido a cuatro cursos de meditación y he pasado muchas horas sentada encima de un cojín. Me he propuesto objetivos y he fallado, he introducido hábitos y los he perdido, he acertado, me he equivocado y he seguido adelante. Pero creo que todo ha merecido la pena.

3. *El “declic”, el punto de inflexión. Y llega un día en que todo tiene sentido, se hace la luz. No tenemos por qué haber vivido una experiencia paranormal, ni habernos sentido iluminados.  Una señal más fuerte brilla y entonces sabemos qué lugar ocupar en el mundo, y entonces todas las piezas encajan en el puzzle. Hay personas que lo encuentran a través del eneagrama, la PNL, el reiki, la meditación, la nutrición, la maternidad… ¿Cuál fue tu punto de inflexión personal?
Mi punto de inflexión escribiendo fue el "Michelian Challenge": un desafío que establecí en mi blog personal y que consistía en escribir todos los días durante un mes. Después de ese mes, seguí escribiendo casi todos los días durante más de un año. Eso me permitió establecer un fuerte compromiso con la escritura. En lo profesional, el punto de inflexión fue trabajar con mi amigo y actual supervisor, Anxo Bastida, un gran psicólogo y terapeuta que pasa consulta en Vejer. Es muy joven pero muy brillante y, sobre todo, me recuerda lo importante que es trabajar siempre la curiosidad, el humor y el amor por tus pacientes. Empezar a escalar también ha influido en cómo me siento ahora. Digamos que en los últimos dos años, es como si todo lo que me importa en la vida confluyera en la misma dirección, con los mismos valores: conciencia, esfuerzo y servicio a los demás.

4. * ¿Diferencia entre sexos? Crees que existe alguna diferencia entre hombre-mujer a la hora de llevar a cabo el camino de km0personal?
Supongo que son generalizaciones. Parece que las mujeres somos más propensas a hablar de nuestros sentimientos y estar conectadas con ellos, pero conozco a tantos hombres comprometidos consigo mismos, conscientes y aventureros que no me atrevería a afirmar con seguridad lo anterior.

5 preguntas breves
5*un maestro/una persona: en lo terapéutico, Anxo. En lo literario, Natalie Goldberg.
6*un lema: haz lo que debas lo mejor que puedas, y sé amable.
7*un consejo personal: si no puedes ser ninguna otra cosa, sé inocuo.
8*un hábito: escribir todos los días.
9*un libro: "El gozo de escribir", de Natalie Goldberg, y "La trampa de la felicidad", de Russ Harris. Leyendo esos dos libros se puede entender bastante bien lo que trato de hacer.

10 Y la última, reservada para algo que quieras decir (o callar) y no se haya tratado.

Que en la vida, en el fondo, todo va sobre las relaciones con los demás. Y que ningún paso se desperdicia si se da de forma consciente, incluso si va en la dirección equivocada.

Muchas gracias a Virginia por empezar este proyecto y por dejarme participar :)