lunes, 27 de mayo de 2013

Vibración, sólo vibración



Eres un ser energético, pura física y química aliadas con algo invisible que se deja palpar con el sentimiento. Vibras como las ondas y lo que haces, piensas o dices genera un efecto que produce una vibración: tus palabras, pensamientos, acciones te hacen vibrar sin que lo sepas, sin percatarte de ello, aunque andes dormido, despistado, atareado, estresado, con prisas, cansado, distraído, entretenido. Puedes vibrar alto o bajo, tú elijes, tu ser elije. Alto te acercas al amor a la paz interior, a la armonía, bajo pactas con el miedo y todo su equipo: la rabia, el enfado, los nervios, el perfeccionismo, la exigencia, la pereza. Porque al fin y al cabo todo se centra en el miedo y en el amor. No hay más. Nada de complicaciones, ni de mirar fuera buscando responsables a un sentimiento interno generado y alimentado por ti, y sólo por ti.
Despierta, obsérvate. Observa tus emociones, tus palabras, la respuesta de tu cuerpo ante diferentes situaciones y verás, y comprenderás lo que es.
Tú elijes, tu ser elije, y entre amor y miedo, yo me quedo con el amor. Siempre ¿Y tú?
Feliz comienzo de semana

2 comentarios: