viernes, 10 de mayo de 2013

Un cuento para terminar la semana: Como el papel arrugado




Como el papel arrugado (Autor desconocido)

Un día un maestro que vio a un niño dando excusas de una explosión de ira, lo llevó a la clase y, entregándole una hoja de papel, le dijo:
- “¡Estrújalo!”
Asombrado obedeció e hizo una bolita....
- “Ahora déjalo como estaba antes”
Por supuesto que no pudo dejarlo como estaba.... por más que lo intentó, el papel quedó lleno de pliegues y arrugas.
- “El corazón de las personas”, dijo, “es como ese papel… la impresión que en ellos dejas será tan difícil de borrar como esas arrugas y esos pliegues”

Por mucho arrepentimiento, por mucho perdón, será difícil o prácticamente imposible dejar el papel como al inicio. Para tenerlo en mente cada vez que la paciencia quiera abandonarnos y optemos por desatar nuestra ira o enfado con quienes menos se lo merecen, que suelen ser a menudo, las personas a quien más queremos y con quien mayor confianza tenemos, padres, parejas, hijos…
Yo suelo pedir muy a menudo, en los momentos en que estoy a punto de estallar, ayuda para tratar con respeto a quienes más quiero.
Respeto y amor, siempre. Para recordar.
Feliz fin de semana!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario