jueves, 9 de mayo de 2013

Entrevista Km0personal a José María Carrión Sánchez




Una vez más José María Carrión y su libro “La mujer que quería buscar a Dios y nunca lo encontraba” llegaron a mi vida por el Blog alternativo. La entrevista publicada me llamó, y encargué el libro que literalmente devoré. Tengo un post entre renglones pendientes, pero hay partes del libro que necesito asimilar primero. En mi humilde opinión, se trata de una lección de vida, de existencia, del presente. Me recuerda en parte a Eckhart Tolle, proporciona serenidad, y sobre todo confianza, armonía.
Contacté con el autor, que no quiere ser catalogado como escritor, ni sentirse identificado con otra profesión, que respondió con generosidad compartiendo su tiempo y sobre todo su experiencia. Desde estas líneas mi más sincero agradecimiento.
Más información sobre el autor y sobre cómo adquirir su obra, aquí.
Y ahora la entrevista, feliz lectura.

1. *El despertar: crisis o visualización. Se puede empezar un km0personal por muchos motivos. La vida suele dar señales, en un principio sibilinas, pero que a menudo pasan desapercibidas a ojos de muchos. Por ese motivo, la vida se ve en la obligación a veces, de ponernos frente a frente con una crisis sea del tipo que sea, para evolucionar, cambiar, y optar por un nuevo camino. Otras personas sin embargo evolucionan sin crisis, en armonía. ¿Cómo te sucedió a ti? ¿Cómo supiste que algo tenías que cambiar?
Es evidente que el despertar es un proceso, en el cual el resultado final de ese proceso es convertirse en un ser despierto, que es lo mismo que convertirse en un ser libre, dejas de ser un esclavo de tu ego.
De ahí que el proceso de despertar sea tan difícil en la mayoría de los casos, el ego no quiere perder la dirección de tu vida, en cuanto es detectado empieza a perder el control, y es entonces cuando el ego se camufla de mil formas diferentes para no dejar de existir. El ego es una entidad, y como tal, nunca quiere morir.
En mi caso, yo no iba buscando respuestas a nada, simplemente iba hacia donde mi interior sentía que tenía que ir. Desde niño, siempre fui muy rebelde, nunca hice caso ni a los profesores, ni a mis padres, ni a las normas establecidas por la sociedad. Yo decía, ¿por qué tengo que hacer caso?, hacer caso era hacer aquello que mi interior no sentía. De manera inconsciente, yo simplemente iba hacia donde mi interior me llevaba sin saber nada más, hoy en día sé que aquello que yo hacía de manera inconsciente, fue clave y fundamental en el proceso.
Fue una parte del proceso, pero no fue sólo eso, también hubo crisis, las cuales también son fundamentales, y son verdaderas oportunidades.

Las crisis aparecen en nuestras vidas, cuando no existe coherencia entre nuestro interior, y entre la forma en la que estamos viviendo. Las crisis son muy buenas, son el síntoma de que no existe coherencia en nuestras vidas, si tienes el síntoma, puedes verlo y hacer algo al respecto. Mucha gente no tiene el síntoma, no está en crisis, y eso es muy peligroso porque no significa que estén bien, esa falta de coherencia, llegará un momento en el que el Ser ya no podrá seguir tapando más los síntomas y explotará. Es cuando aparece una enfermedad grave que nos lleva a un sufrimiento aterrador y desolador. Por eso las crisis son bendiciones.
Finalmente, el cuarto chacra que es el corazón tiene que estar abierto. Cuando el corazón está abierto de verdad, aparece la comprensión, la comprensión podemos decir que es la llave maestra que abre todas las puertas de tu interior y todas las puertas de los misterios de la vida.
Este es el orden a seguir, todo proceso tiene un orden el cual no te puedes saltar. El despertar es la pérdida del ego, y ello lleva un proceso como si fuera el madurar de una fruta, no te puedes comer la fruta antes de que haya madurado. El ego tiene que llegar a su punto máximo de maduración, y una vez haya madurado puede empezar a desaparecer. Cuando el ego empieza a desaparecer, empieza también el despertar.

 2. *El desierto, la búsqueda. Es el proceso, la parte de transformación que a menudo queda oculta: experimentando, leyendo, creciendo, volviendo a nuestro ser, siendo más natural, simplificando, llegando a la raíz. A veces solo, o a solas. Perdido y en crisis. ¿Qué recuerdos tienes de lo vivido?
La última fase de maduración vivida, la recuerdo de una manera muy especial, y lo es porque a diferencia de otras fases, está la viví de manera consciente. Recuerdo la soledad más absoluta, donde descubrí realmente la belleza y la bendición de la soledad, una soledad aceptada desde la comprensión de su necesidad en el proceso, no una soledad ni elegida, ni resignada.
Recuerdo un silencio desconocido, una paz insondable, no existía una mente parlanchina dando la matraca constantemente.
Recuerdo de disfrutar con lo más insignificante, ya no hacían falta grandes cosas para disfrutar, cualquier cosa ya era suficiente para disfrutarla.
A fecha de hoy es cuando me doy cuenta que en aquella época, no buscaba respuestas, no buscaba algo concreto, simplemente quería tener paz, y era realmente lo único que me importaba, estar en paz.
Y esa misma paz, te lleva a un estado de quietud, que es desde donde realmente nace todo, desde la quietud. La búsqueda incesante es peligrosa, te lleva a estados de ansiedad y a procesos mentales donde la quietud y la paz no pueden existir. El despertar surge a través de la paz desde la quietud. 

3. *El “declic”, el punto de inflexión.Y llega un día en que todo tiene sentido, se hace la luz. No tenemos por qué haber vivido una experiencia paranormal, ni habernos sentido iluminados. Una señal más fuerte brilla y entonces sabemos qué lugar ocupar en el mundo, y entonces todas las piezas encajan en el puzzle. Hay personas que lo encuentran a través del eneagrama,
la PNL, el reiki, la meditación, la nutrición, la maternidad… ¿Cuál fue tu punto de inflexión personal?
El punto de inflexión lo defino yo como ese punto, en el que dejas de existir y de estar en la vida de la manera en la que hasta ahora has estado, y estás en la vida de una manera totalmente distinta a como estabas acostumbrado a estar.
Ese cambio en la forma de estar, implica un cambio radical en todo, cambia tu forma de sentir, cambia tu forma de pensar, cambia tu forma de alimentarte, tu forma de dormir, cambian tus gustos, cambian tus hábitos y costumbres, en definitiva, cambia todo. En mi libro viene reflejado ese cambio cuando Majafé dice: "sí saltas seguirás existiendo pero de una manera tan distinta que ya nunca podrás conectar con tu antigua manera de existir. El salto será un puente entre lo nuevo y lo viejo, será como una continuidad, no como un final. Si das el salto te darás cuenta de lo limitada y mezquina que era tu antigua vida. La nueva vida es tan inmensa, que sí das el salto te darás cuenta que habrás pasado de ser una insignificante gota a ser el océano".
Más que encontrar un sentido a algo, lo que encuentras es una coherencia con todo, encuentras paz, armonía, equilibrio, y alegría.
Existen muchas herramientas, y cada vez están saliendo herramientas más nuevas y con más poder de transformación por así decirlo. De todas las que me nombras, las conozco todas, pero la herramienta no sirve de nada sin la persona que la maneja, por eso le doy suma importancia a la persona que maneja esas herramientas de transformación. Tienen que ser personas con un conocimiento muy profundo de la herramienta, e imprescindible, que sean personas que hayan alcanzado un punto de madurez suficiente en el ser, para que el ego no interfiera y sea él quien este manejando la herramienta. En mi caso particular, fue la kinesiología Holistica, una herramienta muy poderosa en mi proceso de transformación, pero como dije antes, fue fundamental la persona que maneja esa herramienta, en este caso, Roberto García Pascual, director del centro DO.
4. * ¿Diferencia entre sexos? Crees que existe alguna diferencia entre hombre-mujer a la hora de llevar a cabo el camino de km0personal?
Es una gran pregunta. Y mi respuesta es rotundamente que si existen diferencias.
Entre el hombre y la mujer, existen unas diferencias físicas, fisiológicas, y psicológicas. Las necesidades del hombre, no son las mismas que la de las mujeres, y todo ello hace que el camino sea muy distinto para un hombre, y una mujer.
El hombre tiene una libertad que la mujer no la tiene, la energía del hombre puede ponerla toda, única y exclusivamente en él. La mujer no puede, tiene que poner su energía en criar a sus hijos, y eso hace que él camino ya sea distinto y muy diferente. 
El camino de despertar de la mujer, es mucho más fácil y posible que se produzca, si tiene una pareja que ya haya recorrido el camino, o al menos este en ese proceso de hacer el camino. Si pones un tronco al lado de uno que ya está ardiendo, este empezará a arder tarde o temprano.
La mujer lleva en su código genético el ser luchadora, la mujer es territorial por naturaleza, defiende a capa y espada a sus crías. Ese espíritu de luchar y defender a lo suyo, se convierte en un obstáculo a la hora de perder el ego, en consecuencia esa predisposición a la defensa de lo suyo, hace que la mujer sea mucho más egotica que el hombre. 
En cambio el hombre, tiene otras necesidades e intereses. Él busca actividades que le produzcan una diversión, el hombre disfruta cazando para traer el alimento, y al mismo tiempo, está más predispuesto a abandonar la lucha. El hombre sabe que si utiliza su tiempo en luchar y en defender, no puede salir a cazar, en consecuencia no puede divertirse. Esa predisposición de abandonar la lucha, lo sitúa en una posición mucho más ventajosa a la hora de que se produzca el despertar, digamos que le resulta mucho más fácil y no le cuesta tanto abandonar el ego. Abandonar el ego no es una cuestión de inteligencia, tan sólo es un proceso el cual depende de muchas circunstancias, y entre ellas depende en gran medida de la comprensión.
Y no con ello quiero decir que el hombre sea mejor que la mujer, ni que la mujer sea mejor que el hombre. Son distintos por naturaleza, y menos mal que es así, porque esa diferencia es lo que hace que se polaricen entre ellos, y tras esa polarización se consiga un equilibrio, yin-yan.

Preguntas breves
5*un maestro/una persona
El mejor maestro, es uno mismo. Nunca sigas los pasos de ningún maestro, sigue tus propios pasos. 
6*un lema
Divierte, goza, y se feliz
7*un consejo personal
El único consejo que yo me atrevo a dar, es que, sólo se vive una vez, por lo tanto pasa por esta vida siendo tú mismo, y no siendo un personaje producto de tu ego y de la sociedad. No vivas reprimiendo a tu verdadero ser, no escondas a tu verdadero ser, déjalo salir. Conviértete en un ser total, y vive con totalidad. 
8*un hábito
Meditar, y hacer deporte diariamente, sin caer en la trampa del ego de hacer deporte con afán o animo de superación.
9*un libro
Cualquiera que llegue a tus manos de manera mágica. Cuando un libro te lo hace llegar la vida a tus manos, es porque necesitas recibir una determinada información que contribuya a darle coherencia a tu vida.
10 Y la última, reservada para algo que quieras decir (o callar) y no se haya tratado.
Nada que decir. Sólo ofrecer, y compartir.

4 comentarios:

  1. Gracias por tu compartir. Roberto García Pascual. Centro Do

    ResponderEliminar
  2. me ha encantado leerte jose maria!
    muchas gracias.

    ResponderEliminar
  3. increíble ....gracias por tus conocimientos y compartirlos ...tu EVOLUCIÓN ES DE MUCHA AYUDA.SIMPLEMENTE GRACIAS.

    ResponderEliminar