lunes, 11 de marzo de 2013

¿Corres, sigues corriendo?



¿Las 24horas del día te saben a poco? ¿A penas te cunden? ¿Eres de las que corres de un lado para otro, que planificas el día al milímetro, que dedicas a cada tarea, incluidas personas, un tiempo cronometrado? ¿Corres y corres y nunca llegas? ¿Pero sabes acaso adónde vas? ¿Dónde empiza y donde termina la carrera? ¿Cuál es el premio?
Yo era una de esas atletas todo terreno, maratoniana a más no poder.
Llegaban los avisos y hacía oídos sordos. Incluso vi la película Corre Lola corre y tampoco me di por aludida, y eso que en este caso la protagonista tiene la opción explicita de recomenzar su vida (aunque tal vez nosotros también la tengamos)
Ya siendo madre llego hasta mis manos un maravilloso libro infantil ¿Estamos todos en el mismo equipo? En el libro se preguntaban: “La vida, ¿es una carrera?, ¿quién dijo preparados, listos, YA? Para recordar que es preferible disfrutar del viaje, tomando las decisiones correctas en el camino. Porque el modo en que vivimos y en que nos amamos es el modo en que aprendemos a hacer del mundo un sitio mejor,dando cada paso a su debido tiempo”
Y corriendo de un lado para otro, cumpliendo objetivos que yo misma me marcaba, me perdía. Y vamos si me perdía. Y no veía nada. Mientras corría, no veía el árbol, ni el bosque, ni el cielo, ni por supuesto los chemtrails, ni percibía el cambio de estaciones, ni... Mientras corría, no me dedicaba tiempo porque mis piernas me llevaban, pero mi cabeza a su vez galopaba por otros derroteros. Mientras corría sentía que todo lo controlaba, cuando el miedo me controlaba a mí. Mientras corría y buscaba, tragaba mentiras, comía basura, distraía mi mente, no pensaba. No tenía tiempo, tenía que correr.
Hoy es el día en que a veces corro por puro placer, pero me fundo con mi cuerpo, con el entorno, y disfruto de la experiencia. Siento la respiración que penetra en mi cuerpo, siento el dolor de las piernas pesadas cuando el esfuerzo ha sido excesivo. Es otra manera de correr, más consciente, sin escapar de nada ni de nadie, sin objetivos, ni metas, ni apegos.
El viernes os explicaré como dejé de correr, como está dejando de correr la gente….
¿Y tú todavía corres?
Uy perdón, que no te puedes parar para responder, que tienes que seguir corriendo….
Corre, corre....feliz lunes!!!!

2 comentarios:

  1. Sí!! Feliz lunes!

    Yo también corro y además me de mucha rabia que los días me pasen tan deprisa, es que también corren??

    Gracias por ayudarme a ir pisando un poco el freno...

    ResponderEliminar
  2. te tocará correr Pili, no te preocupes. Cuando haya que parar, ya pararás. Y si yo creo sin duda alguna que el tiempo ha encogido, y bastante. Tiene que ver con el cambio que estamos viviendo. Los expertos dicen que las 24h de antes han mermado a 16h. No
    sé, pero todo va deprisa, muy deprisa, de ahí que por lo menos a nivel interno vayamos o intentemos ir algo más lentos...un abrazo

    ResponderEliminar