jueves, 14 de febrero de 2013

Entrevista Km0personal con Deborah Marín




Deborah Marín es la creadora de Oye Deb, un portal que te invita no sólo a soñar, sino a conseguir tus sueños. Emprendedora por naturaleza, acaba de lanzar un proyecto de trabajo personal El Ideatorio, abierto a cualquier persona que quiera cambiar  algo en su vida, y además Deb regala posts semanales que hacen las delicias de sus multiples seguidoras (incluida servidora). Tenía mucha ganas de entrevistarla y sus respuestas no han tardado en llegar. Aquí os las dejo, para que las disfrutéis. Feliz jueves!!! Y mil gracias Deb!!!!

1. *El despertar: crisis o visualización.Se puede empezar un km0personal por muchos motivos. La vida suele dar señales, en un principio sibilinas, pero que a menudo pasan desapercibidas a ojos de muchos. Por ese motivo, la vida se ve en la obligación a veces, de ponernos frente a frente con una crisis sea del tipo que sea, para evolucionar, cambiar, y optar por un nuevo camino. Otras personas sin embargo evolucionan sin crisis, en armonía. ¿Cómo te sucedió a ti? ¿Cómo supiste que algo tenías que cambiar?
En mi caso fueron un cúmulo de cosas una detrás de otra, un goteo constante que no paraba y venía de muchas direcciones distintas. Intentas ir arreglándolas uno a uno y hasta que no te das cuenta de que todo apunta en la misma dirección no hay manera de pararlo. Además, como he pasado por diferentes fases desde que dejé de trabajar por cuenta ajena, todas estas fases han tenido sus propios picos y sus propios pozos y sus propias señales. Al final lo único que importa es que aprendas a escucharte y a hablar contigo misma desde la honestidad. Parece sencillo pero casi diría que es lo que más cuesta, a partir de ahí todas las decisiones son más fáciles.


2. *El desierto, la búsqueda. Es el proceso, la parte de transformación que a menudo queda oculta: experimentando, leyendo, creciendo, volviendo a nuestro ser, siendo más natural, simplificando, llegando a la raíz. A veces solo, o a solas. Perdido y en crisis. ¿Qué recuerdos tienes de lo vivido?
Este tipo de proceso suele ser duro (y oscuro, y triste, y desesperanzador) y a la vez feliz (y luminoso, y sencillo, y muy esperanzador). Lo recuerdo como un caos extraño en el que había días de horror y de pensar que no podía más de estar perdida, y otros que con cualquier cosa aprendida o reflexionada me daba subidón y un montón de energía. Esos días son los que te hacen tirar del carro de los otros. Intenté asumir que no tenía que pretender que fuera sencillo y plano, que estaba en un momento complejo y que tenía que intentar hacerlo desde un lugar amable (ser más suave conmigo misma y dejar de estar enfadada). También me ayudaba pensar que todo es cíclico y que "todo pasará". La idea de impermanencia me sirve de mucho en los momentos bajos.

3. *El “declic”, el punto de inflexión.Y llega un día en que todo tiene sentido, se hace la luz. No tenemos por qué haber vivido una experiencia paranormal, ni habernos sentido iluminados. Una señal más fuerte brilla y entonces sabemos qué lugar ocupar en el mundo, y entonces todas las piezas encajan en el puzzle. Hay personas que lo encuentran a través del eneagrama,
la PNL , el reiki, la meditación, la nutrición, la maternidad… ¿Cuál fue tu punto de inflexión personal?
He vivido muchos. No tengo ninguno particularmente fuerte, como soy una persona muy curiosa y que aprende decenas de cosas cada día siempre hago "mini-descubrimientos" que me suponen pequeñas-grandes revoluciones y al irlos sumando todos he llegado al punto actual.
Me parece difícil que uno se ilumine con una sola cosa. Igual es porque soy demasiado pragmática y cerebral, pero confio en la acumulación de experiencias y de conocimiento más que en las iluminaciones. Aunque haciendo muchos de los ejercicios que recomiendo en El Ideatorio he avanzado a pasos de gigante y se me han encendido muchas bombillas: hay eneagrama y otros test, hay ejercicios de coaching, hay ideas de un montón de libros...

4. * ¿Diferencia entre sexos? Crees que existe alguna diferencia entre hombre-mujer a la hora de llevar a cabo el camino de km0personal?
No tengo la información suficiente para contestar a esto, aunque he leído por encima un par de libros sobre las diferencias científicas entre los cerebros de hombre y mujer y aportan evidencia significativa de que, efectivamente, funcionamos diferente, sentimos diferente y procesamos la información de forma diferente. Así que imagino que por necesidad tiene que haber diferencia entre la forma de afrontar el crecimiento personal. Aunque no sé, quizás sea más un tema de sensibilidad...

Preguntas breves
5*un maestro/una persona
No tengo maestros, nunca he tenido ídolos y si los he tenido me han durado dos telediarios. Hay mucha gente que me parece interesante pero los valoro por sus ideas o por su forma de hacer las cosas y no como personas/personajes. Se me hace raro admirar mucho a alguien a quien no conozco personalmente. Si hablamos de personas cercanas, mi más claro punto de apoyo y crecimiento es mi pareja, Arieh. Sin él y todo lo que me ha descubierto hubiera hecho un camino muy distinto y probablemente no tan emocionante.

6*un lema
"Trabaja ahora para no tener que trabajar después". Mi objetivo es trabajar muy poco, lo justo, y dedicarme a la vida contemplativa, a pensar, a escribir tranquilamente, a pasear y a cuidar un jardín enorme y a un montón de gatos y quizás a algún hijo, quién sabe. Ese objetivo es el que me mueve cada día y el que me hace esforzarme en el presente. Aunque siendo realista pienso que es bastante poco probable, pero ya me va bien como ejercicio de motivación! : )
7*un consejo personal
Conócete tanto a ti misma que no puedas sino tomar buenas decisiones respecto a ti, tus negocios, tus relaciones y tu vida en general. Todo empieza por ahí. Cuando sabes quién eres todo encaja solo.
8*un hábito
No soy una persona de hábitos y costumbres, más bien me cuesta adquirir hábitos. Excepto los malos, claro. Me muerdo las uñas desde pequeña y no hay manera de sacarlo.
9*un libro
No puedo elegir, soy muy lectora...! Pero un libro bonito que recomiendo siempre para todos los públicos es "El rumor del oleaje", de Mishima. Una historia de amor adolescente en un minúsculo pueblo pesquero de Japón. Suave y deliciosa.
10 Y la última, reservada para algo que quieras decir (o callar) y no se haya tratado.
Pues venga, aprovecho para animar a todo el que tenga inquietudes y talentos a no quedarse esperando sentado a que le ofrezcan un puesto de trabajo y se lo cree por sí mismo. No hay nada más satisfactorio que ir por libre y construirte un mundo a tu medida donde reinen los valores que tú impongas. Es la forma que tenemos para derrotar a este sistema obsoleto y dejar de sostener las viejas estructuras. Cada uno por su cuenta, pero todos conectados, colaborando y dando peso a nuevas iniciativas que sirvan para cambiar las cosas que no funcionan.
Se puede hacer de muchas formas, claro, pero el autoempleo es una salida muy real, muy cercana y sorprendentemente sencilla.

1 comentario: