lunes, 3 de diciembre de 2012

Despertar en pareja




Este año he despertado de un largo sueño en el que me creía feliz, coherente y persona. Tal vez lo fuese socialmente hablando, frente a terceros, y también así yo lo sentía comparándome con otras personas cercanas. Y probablemente lo era en las circunstancias en las que me encontraba, y dentro de mis posibilidades. Sin embargo ahora que me he PARADO, y con TIEMPO HE OBSERVADO, me percato de que se puede ser mucho más feliz, mucho más persona, mucho más coherente.
El despertar ha sido pausado, descubriendo facetas, alternativas, nuevos puntos de vista. Mi estado de ánimo ha cambiado, ha variado. También lo han hecho las referencias, y me he sentido saltar de flor en flor, recogiendo el polen a conveniencia, según mis necesidades. He sentido también que todo iba muy rápido. He despertado, ahora después de un año lo sé. He despertado pero no estoy sola. Tengo pareja, tengo hijos, y sé que en cierto modo mi energía ha influido en ellos. Hoy me quedo con la pareja, en otro momento recuperaré a los hijos. Me quedo con la pareja y las consecuencias que tiene el que uno despierte y el otro abotargado siga.

Despertar ha provocado verdaderos días de revolución, sorpresa y mucha incomprensión. Como si ya no fuésemos las mismas personas (que  es cierto porque en todo momento cambiamos), como si la pérdida estuviera al alcance de la mano. Miedo también ante lo desconocido. Incredulidad asociada al alejamiento como si en dos mundos diferentes nos hallásemos. Días grises y oscuros, días de sombra. Pero llega un momento en que sin saber muy bien los motivos, te invade la comprensión, una inusitada calma, y paz interior que te hace ver que todo está bien, que pasará lo que tenga que pasar, pero que todo está en su sitio y que nada hay que temer. No oculto que me encantaría compartir muchas más cosas, pero me conformo con sentir y ver que el amor está ahí, sigue ahi, se mantiene, crece y se transforma. Se adapta. Y con el amor, inevitablemente surge la aceptación que nos invita a incluir lo que damos por bueno y por malo (que tambien es muy relativo), por formar parte de esa persona, y sobre todo, por reflejar nuestra propia sombra. Llega un momento en que aceptas que no se pueden compartir algunas cosas, que tal vez llegará el momento para hacerlo o tal vez no. Pero al menos ya no hay tanta resistencia, sino al contrario aceptación, y sobre todo, aprendizaje continúo.
Las sombras acecharán de nuevo. Se presentarán de forma puntual sin ser invitadas y la sensación de separación, y el sentimiento de soledad volverán. Pero trás haber conocido la quietud y la aceptación, la resistencia será mínima. Y volverá la luz, volverá el amor.
Me encantaría estar despertando en pareja, pero como soy responsable de que esto no ocurra, no queda más que aceptar y aprender la lección.
 A los que tenéis el privilegio de estar despertando de la mano, enhorabuena. A quienes estéis en situaciones similares a la mía, ánimo y ya sabes: confía, observa, no intervengas y no juzgues!!!! Feliz comienzo de semana!

4 comentarios:

  1. Cada cual tenemos nuestro tiempo, pero claro también tenemos nuestro corazoncito, y lo que nos gustaría..., aun así la vida es ciclica y pasamos por muchas fases y de todas aprendemos como ya sabes. No es tan mala la soledad cuando una la acepta y nos permite dar los pasos a la distancia necesaria. A mi me ha hecho más valiente y más sabia, y siempre hay personas amigas con quienes compartir estos estirones del espíritu.
    También buena semana para tí.Un abrazo Virginia.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Maga por estar, por ser y por compartir.

    ResponderEliminar
  3. Vaya! me ha encantado este post!! me siento tan identificada!! se pasan épocas en que te sientes más sola que la una, pero en otras, como muy bien dices tu y Marga, si lo aceptas y te rindes ante la situación de que cada cual tiene su propio nivel de conciencia...si hay respeto, pues el sol vuelve a brillar y tu sombra está, pero no te molesta tanto.
    Que aliviada me siento! ya no soy un bicho raro!

    Un abrazo!!
    Pili

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pues yo Pili tambien me siento aliviada con tu comentario...mil gracias...

      Eliminar