jueves, 29 de noviembre de 2012

Entrevista de km0personal con Nuria Aragón Castro.





Después de la revolución interna vivida tras la lectura de Vivir sin cole, no tenía otra opción que tentar a la suerte y solicitar una entrevista a la autora del libro, para saber algo más de ella. Aquí tenemos sus respuestas cercanas y sinceras. Por los datos que figuran en su página web www.nuriaaragoncastro.com, Nuria es además de escritora también artista y conferenciante. Me atrevería a decir, que ella es ante todo una persona, consciente y coherente, humana, sencilla y cercana que tiene el don de transmitir con una sensibilidad exquisita su experiencia, sus conocimientos, sus propios aprendizajes para acercarlos a quien quiera escuchar, para mostrarlos a quien opte por caminar despierto. Desde estas líneas, mi total agradecimiento por todo lo aportado personalmente. Ahora a disfrutar toca con la lectura de la entrevista!!!


1. El despertar: crisis o visualización. Se puede empezar un km0personal por
 muchos motivos. La vida suele dar señales, en un principio sibilinas, pero
 que a menudo pasan desapercibidas a ojos de muchos. Por ese motivo, la vida
 se ve en la obligación a veces, de ponernos frente a frente con una crisis
 sea del tipo que sea, para evolucionar, cambiar, y optar por un nuevo camino.
Otras personas sin embargo evolucionan sin crisis, en armonía. ¿Cómo te
 sucedió a ti? ¿Cómo supiste que algo tenías que cambiar?
De siempre he sabido que tenía que cambiar. Por lo menos tengo recuerdos para con 7 y 9 años de ello. Pero necesitaba una fuerza extra que me ayudase a hacerlo realmente, profundamente. Y ésta llegó en una situación de desamor muy extrema con dos hijos muy pequeños y unas deudas económicas inmensas que “no las creé yo” pero se quedaron a mi nombre. Simplemente la vida y mis hijos me obligaron a cambiar. Muerta ya estaba…
Vamos, que se podría decir que siempre he vivido en crisis hasta allá por el año 2.000…
Durante mi infancia, a pesar de ser muy hermosa y armoniosa, internamente sufría mucho por decir una mentira que no quería decir, por sentir dolor ante un caracol aplastado o una araña pisada, por sentir que no puedo contar mis pensamientos más íntimos a mis mejores amigos, por exigirme sacar muy buenas notas y ser muy buena en el deporte, por querer ser una hija y una niña “buena”, etc, etc, etc.
En la adolescencia mi fuerza interior era mucho mayor que mi consciencia por lo que el ego me llevó a vivir independiente del domicilio familiar. Los sufrimientos ahora no sólo eran provocados por mi mente y forma de sentir, sino también por una realidad física material y externa. Mi vida no era hermosa y armoniosa sino muy dura y difícil, sufriendo también por ello.

Y de adulta conseguí aprender a vivir de un modo que más o menos me gustase pero aun así, seguí sufriendo sin parar por las desavenencias amorosas. Por mi falta de auto control mental y emocional, por no encontrar mi lugar en este mundo, por los daños ecológicos y sociales, por no comprender el sentido de la vida y por no vivir o poder plasmar en el exterior las hermosas, amorosas y armoniosas fantasías de mi interior. Sentía una cosa y vivía otra con periodos de respiros “vacacionales” que sólo servían para prolongar más mi situación desastrosa interior.
Lo dicho, prácticamente siempre he vivido en crisis…

2. El desierto, la búsqueda. Es el proceso, la parte de transformación que a menudo queda oculta: experimentando, leyendo, creciendo, volviendo a nuestro ser, siendo más natural, simplificando, llegando a la raíz. A veces solo, o a solas. Perdido y en crisis. ¿Qué recuerdos tienes de lo vivido?
El comienzo de mi entrega a la búsqueda consciente llegó viviendo con mis dos hijos en soledad en mitad de la nada allá por el año 2.000 – 2.002, cuando reconocí y acepté que no tenía ni idea de lo que realmente quería, me gustaba o era lo mejor para mí, para mis hijos o para los demás. Y sobretodo, al tomar consciencia de que necesitaba ayuda. De que yo sola no era capaz de poner mi interior “en orden” por lo que comencé a gritarle al infinito, a suplicarle, por alguien que con su ejemplo práctico, sin necesidad de decirme nada, me guiase y ayudase a auto entenderme en todos los ámbitos y niveles, también en los más profundos.
Vivía muy intensamente en un silencio y una austeridad extremas, instándome la situación a observarme y conocerme más y sobretodo, a ver de un modo extremadamente claro que yo soy la única responsable de mis estados de desarmonía (en la situación en la que vivía no podía culpar a nada ni a nadie por mi mal humor o tristeza cuando las tenía) y la importancia y efectividad de la ley acción – reacción; causa – efecto, karma…
Inconscientemente siempre he sido una buscadora. De niña y medio adolescente vivía la mística y quería imitar a Cristo. De adolescente quería vivir haciendo y estudiando aquellas cosas en las que creía. Y de adulta “abandoné” todo por ser lo más consecuente posible con mis valores, creencias y gustos, buscando la pureza… Pero éstas fueron búsquedas dentro de la propia prisión de mi mente. Lo maravilloso de ellas es que me abrieron las puertas a la Búsqueda (con mayúscula)

3. El “declic”, el punto de inflexión. Y llega un día en que todo tiene sentido, se hace la luz. No tenemos por qué haber vivido una experiencia paranormal, ni habernos sentido iluminados. Una señal más fuerte brilla y entonces sabemos qué lugar ocupar en el mundo, y entonces todas las piezas encajan en el puzzle. Hay personas que lo encuentran a través del eneagrama, la PNL , el reiki, la meditación, la nutrición, la maternidad… ¿Cuál fue tu punto de inflexión personal?
En mi caso sí fue una experiencia mística aunque fue más que eso pues al instante hubo un cambio completo de visión y de pensamiento. Experiencias paranormales he tenido toda mi vida pero antes no las entendía o las vivía con miedo o como un “castigo” o una “vergüenza”.  Con la búsqueda consciente, el aumento de sinceridad y consecuencia y la entrada de la armonía profunda y continua en mi vida, llegó muy claro el sentido y el sendero. Meses después llegó a mi vida mi Maestro Espiritual, quien me enseña a llevarlo a la práctica.

4. ¿Diferencia entre sexos? Crees que existe alguna diferencia entre hombre-mujer a la hora de llevar a cabo el camino de km0personal?
Externamente, sí. Internamente, no. Por ejemplo: el qué nos hace sufrir intensamente  suele variar por razones culturales, físicas, etc. Pero el cómo vivimos ese sufrimiento internamente es igual para ambos.

Preguntas breves
5. Un maestro/una persona
Sant Baljit Singh Ji
6. Un lema
Respetar toda forma de vida comiendo y viviendo de forma sincera y vegetariana.
7. Un consejo personal
Prueba a ver y pensar el positivo de toda situación.
8. Un hábito
Meditar (Centrar la atención en una sola cosa cada vez)
9. Un libro
“El Sueño de Anami” (Escrito por mí)
10. Tu mensaje.
Si quiero sentir el amor, doy amor. Si quiero sentir felicidad, doy felicidad. Si quiero sentir armonía, doy armonía…

2 comentarios:

  1. Gracias por poner esta entrevista. He leido cosas de Nuria en su web y una vez la escuché en un congreso. Me gusta mucho su sinceridad y proximidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. a mi tambien. me parece una persona transparente de quien se puede aprender muchisimo. Gracias por compartir.

      Eliminar