lunes, 1 de octubre de 2012

¿Limpieza de casa o limpieza de hogar?



Hice en su día, siguiendo los consejos de Gretchen, una gran limpieza de armario que además de dejarme una sensación de ligereza increíble, me permitió ver lo que realmente había en su interior. Ahora, sabía que al tener que pasar más tiempo en mi casa, una limpieza se imponía: limpieza de orden, de suciedad, de energías. Porque al fin y al cabo he comprendido (aunque lo mio me ha costado) que limpiando lo que te rodea, una termina limpiándose a sí misma. Quien me iba a decir a mi que iba a sentir la necesidad imperiosa de limpiar (otra de mis antiguas perdidas de tiempo) para transformar una casa en un hogar. Es solamente ahora que me he dado cuenta del poco tiempo que disfrutaba de mi casa y no sé a ciencia cierta si he llegado a tener un hogar, aunque tal vez si durante el fin de semana, cuando los compromisos no aprietan tanto, cuando uno puede empezar a vivir una vida reducida a dos días por semana. Mi hogar respira, y yo respiro con el. 
Tengo un hogar en el que pasar horas y horas y me siento feliz. Te dejo con un magnifico post que encontré hace un tiempo y que no puede completar mejor mis líneas: el desprestigio del hogar.   Es un poco largo pero merece la pena, de verdad! Buen comienzo de semana y si puedes y quieres disfruta un poco y a diario de tu hogar!

2 comentarios:

  1. De verdad que lo de tu blog Virginia me parece pura magía ayer precisamente hablaba de ese tema con unas amigas, les comentaba que haber ordenado mi casa lo sentía como ordenar mi vida.
    Este verano tuve que suspender un viaje, y decidí hacerlo, fue justo en esos días cuando descubrí Km 0 Personal también..., comparto totalmente el artículo dedicado a la comida, lo he sentido igual.
    También buena semana para tí.

    ResponderEliminar
  2. se agradece mucho. hay algunos que cambian la palabra magia por locura, pero a estas alturas ya no me afectan los comentarios. he decidido transitar por este camino, siendo coherente conmigo misma, y en esas estamos. en cualquier caso, tanto el halago como la critica, son al final las dos caras de una misma moneda, o sea, dualidad, que es lo que nos toca vivir en esta dimensión. Mil gracias Maga, y a seguir tu propia magia.

    ResponderEliminar