martes, 3 de julio de 2012

Tropezones y paradas en el camino



He tropezado, lo reconozco. Tenía expectativas y no han salido las cosas como inicialmente previsto. Pensándolo un poco y tomando cierta distancia, relativizando, al fin y al cabo me lo podía esperar. ¿Qué ha pasado? Pues que he ido a graduarme la vista, y mi miopía sigue exactamente igual. Además de eso, me ha mirado con cara de póquer cuando le he dicho que no llevaba ni lentillas ni gafas, salvo para conducir.  Y además como explicarle que no quería cambiar mis gafas con patilla rota y recompuestas estilo casero, porque estaba esperando a que me bajaran las dioptrias? No me apetecía explicarle el proceso, no lo sentía.

¿Y porque podía esperar que no habría mejoría? Pues en primer lugar porque no estoy siendo, creo, lo suficientemente rigurosa con los hábitos a incorporar. Es decir que no le estoy dedicando ni el tiempo ni la energía necesarias, priorizando otras cuestiones. Y luego también, está el hecho de que los problemas de vista, están inevitablemente vinculados con una visión más allá de la meramente física. Es decir que yo tal y como estoy, perdida, caminando sin rumbo, sin ver el destino o el cruce con señales, pues difícilmente puedo aspirar a ver clarísimo en unos meses. Y muchas otras razones supongo.
Lo dicho, tropecé y me caí. No me costó mucho levantarme pero no me sentía con mucha fuerza para caminar. Así que me paré y descansé. Y pensé en los motivos del tropiezo: demasiadas expectativas sin haber puesto los medios al alcance. Probablemente.  Me acecharon también las dudas, sobre las afirmaciones, y los ejercicios. Por suerte, la duda fruto del golpe al caer, optó en alejarse, en cuanto la confianza surgió. Ahora ya sé lo que tengo que hacer, sobre todo teniendo en cuenta de que no sé cómo, pero mi miopía terminará por desaparecer. Al igual que se presentó sin ser llamada como invitada cuando tenía 17 años, optará por marcharse cuando decida que ya no soy tan buena anfitriona. Eso sí, por mi parte, tengo que poner energía, ilusión, confianza y sobre todo, implantar esos buenos hábitos que no termino de hacer míos en lo que a visión se refiere. En breve espero volver con mejores noticias…

3 comentarios:

  1. Hola,
    Yo tambien tengo miopía y me gustaría saber a qué buenos hábitos y afirmaciones te refieres.

    Gracias de antemano

    ResponderEliminar
  2. Los descubri todos en este libro http://www.km0personal.com/2012/03/entre-renglones-con-sir-martin-brofman.html , y puesto en practica se notan cambios pero hay que ser como con todo MUY CONSTANTE.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias, le echaré un vistazo

    ResponderEliminar