martes, 10 de abril de 2012

El despertar espiritual (I)


Nunca sabes qué día empezó. Fue poco a poco tomando parte en tu vida. Puede ser que hubiese un desencadenante que acelerase el proceso. ¿Una crisis? Personal, laboral, sentimental. Desde ese momento, empezaron las preguntas: quien soy, adonde voy, que quiero, que hago aquí, para qué, por qué, y entraste en un camino que no tenía vuelta atrás.





Te diste entonces cuenta de que eras mucho más que tu cuerpo, mucho más que tu mente, y empezaste a caminar buscando respuestas, dudando, tropezando….
Así estoy yo, caminando, y en estos momentos en especial, disfrutando del camino en plena incertidumbre, dejando que la vida me guie, dejándome llevar.
Para mí el despertar espiritual tiene que ver con el descubrimiento de algo que nos trasciende como personas. El despertar es interior, cada uno tiene que llevar su propio proceso, su propio paso, su propio ritmo. Encontré en este post, los 10 síntomas del despertar espiritual que resumo:

Síntoma 1: Tus patrones de sueño cambian, sientes que no descansas pero tienes más energía.
Síntoma2  
Arranques de gran inspiración/creatividad/pensamiento, sentir vibración alrededor de la cabeza y oídos.
Síntoma 3 Repentinas oleadas de emoción; Te sientes triste, sol@, alegre, enfadad@, etc sin motivo.
Síntoma 4
Temas pendientes vuelven a presentarse y en ocasiones te sientes muy perdid@.
Síntoma 5 Tu cuerpo físico puede cambiar. tus hábitos alimenticios empiezan a ser más sanos, todo tu cuerpo y mente están cambiando
Síntoma 6 Tus sentidos aumentan su sensibilidad. Tu sexto sentido se abre y eres más consciente de las energías sutiles.
Síntoma 7 Empiezas a ver el mundo con nuevos ojos. Sientes amor y unión con todo.
Síntoma 8
Desearás más y más liberarte de patrones restrictivos y viejos hábitos que ya no te sirven.
Síntoma 9 Empezarás a ver más y más señales que te hablan directamente a un nivel muy profundo.
Síntoma 10 La sincronicidad fluye más rápido. Estos maravillosos eventos fluyen cuando vas por el buen camino. Encuentros, gente, números, imágenes... no hay límites a las coincidencias que ocurren.

Aunque me identifico con algunos 4 y 5 en particular, siento que me queda mucho camino por recorrer, pero disfruto del camino. Si quieres acompañarme, no lo dudes, aquí estoy, aquí estamos. Somos muchos cada día más y esto no ha hecho más que empezar.

2 comentarios:

  1. Gracias por permitirme acompañarte.

    Yo tengo un caos interior lleno de altibajos. Por suerte hay más altos que bajos.

    Que raro es todo. Aunque a veces se vuelve a lo de antes, generalmente todo ha cambiado.

    Un abrazo compañera de camino ;)

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tus palabras. Seguiremos caminando y encontrando respuestas a nuestras dudas, a nuestros caos. Cada persona las suyas, creando de este modo su propia realidad!

    ResponderEliminar