viernes, 16 de marzo de 2012

SEA LO QUE SEA AQUELLO QUE CREAS CIERTO, LO SERÁ PARA TI.


Información por doquier, información imposible de digerir, de asimilar, de conocer.  ¿Demasiada información? Pero además, información contradictoria por momentos, que dificulta aún más la toma de decisión. En el ámbito alimenticio por ejemplo, hoy nos dicen que es bueno comer alimentos crudos, y mañana leemos que todos los alimentos deben ser cocinados. Que es bueno desayunar abundantemente, que es preferible no desayunar o que de hacerlo, sólo a base de zumos y frutas. Si pasamos al ámbito desarrollo personal,


nos dicen de vivir el ahora, de no pensar en el mañana, en el futuro, de aceptar lo que nos llega, porque la vida es sabia y nos da a cada uno lo que mejor nos conviene. Escucho por otra parte, que tengo que visualizar la vida que quiero, para atraer exactamente lo que deseo a mi vida. ¿En qué quedamos?
Creo que por momentos, tenemos que ser capaces de volver a nuestro yo más profundo y escucharnos en silencio para saber lo que mejor nos conviene. Escuchar nuestro cuerpo y luego creer que es lo mejor, y SEA LO QUE SEA AQUELLO QUE CREAS CIERTO, LO SERÁ PARA TI. Me ha encantado esa frase que recogí de un libro de Sir Martin Brofman, al que dedico un post aquí. Demuestra que cada uno tiene en su poder, su propia receta. Si bien es cierto que parece que existen algunos principios universales- aunque tal vez no para todos- (nadie por ejemplo discute que reír sea malo, o querer, o abrazar) sí que es cierto que cada uno tiene la obligación de hacer suyo el concepto, la idea, abrazarlo, experimentarlo para saber en qué medida es bueno o no.

Así que no olvides:  
Sé coherente con tu vida, vive según tu forma de pensar, de sentir, de...

No hay comentarios:

Publicar un comentario