viernes, 24 de febrero de 2012

Sobre Gaspar Hernández


Gaspar Hernández es escritor y periodista.
Como periodista, colabora en los diarios El Periódico y El País. Dirige y presenta L’ofici de Viure, en Catalunya Ràdio, cada sábado y domingo de 13:00 a 14:00 horas, y en TV3 ha sido presentador del programa Bricolatge Emocional.
Como escritor ha publicado la novela El Silencio (El Aleph), premio Josep Pla 2009, y el ensayo periodístico El oficio de vivir bien (Aguilar), sobre el arte de vivir.
Ambos libros cada uno en su estilo merecen una lectura.
El oficio de vivir reúne a 24 personas (Deepak Chopra, Joe Dispenza,  Claudio Naranjo,  Walter Riso, Masaru Emoto, etc), que comparten con Gaspar a través de entrevistas su experiencia y saber para aprender a vivir bien.
El silencio me cautivó el verano pasado: temas espirituales y de desarrollo personal, abordados en una novela que te lleva, que te mece, que te abraza y te rapta durante el momento de la lectura. Habla del poder de las palabras, del poder de la persona, del poder de la esperanza. Por unos momentos tuve la impresión de estar yo también compartiendo parte de mi tiempo con Umiko, la protagonista. Todos los sentidos a flor de piel.
Para leer, en silencio, a solas. Para disfrutarlo.

Hay muchas, pero me quedo con estas citas:
-Ya sabes que al ego le encanta juzgar para hacernos sentir diferentes, superiores a los demás.
-Ahora sé que sentimos rabia porque tenemos unas expectativas demasiado elevadas sobre cómo deberían ser los otros. Cuando la emoción nos domina, tendríamos que salir a dar una vuelta, pero nunca expresarla directamente a quien nos la ha provocado (en el fondo nos la provocamos nosotros), porque es como lanzarle un cubo de agua fría.
-Aceptar la situación. De ti aprendí que la mayoría de los problemas aparecen por no saber decir sí con mayúsculas a lo que la vida nos ofrece, de no saber aceptar la situación presente.
-Mientras escuchamos nuestra voz interior va juzgando, haciendo comentarios, comparando con lo que ya hemos vivido, de manera que nuestro pensamiento se convierte en una cámara llena de aire viciado, un aire respirado y vuelto a respirar: estamos ante una persona y no vemos la persona, sino lo que pensamos sobre la persona.
-No juzgues. Sólo escucha y acompaña.
-La física cuántica (…) ha demostrado que en el mundo de la energía subatómica, mente y cuerpo son lo mismo, la misma vibración. Una vibración que nosotros podemos alterar o armonizar.

Muchas gracias a Gaspar por compartir, por escribir.
Más información sobre Gaspar Hernández, aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario