miércoles, 1 de febrero de 2012

Jueves: SIEMPRE QUE QUIERES O DESEAS ALGO, SIEMBRAS UNA SEMILLA

Es el día de la intención y del deseo
Los deseos y las necesidades son como semillas, y las cosas que nos suceden son los brotes de estas semillas. No todos se pueden cumplir inmediatamente. Cada deseo tiene su propia época de madurez, su propio modo de hacerse realidad
1.       Preparar una lista clara de todos nuestros deseos para la semana (difícil con niños menores de 9-10 años que lo pueden interpretar como una lista de regalos a los reyes magos).
Hay que procurar hacerles superar la tendencia a que la lista se convierta en una simple serie de adquisiciones, como una bicicleta nueva, etc. Con los más pequeños se puede plantar una judía entre algodones y ver como germina. Luego se puede trasplantar pero si quieren que se desarrolle tendrán que preocuparse de regarla y cuidarla
2.       Enunciar nuestros deseos para que los realice la naturaleza
La cuestión es que aprendan a desear de una manera más eficiente
Cuando ya sabes lo que quieres, te basta con esperar con una actitud relajada.
Los deseos que se conservan en el corazón se hacen realidad más deprisa que los que publicamos constantemente hablando de ellos o formulando exigencias a los demás.
3.       Estar atentos al momento presente, donde tienen lugar todas las realizaciones
Podemos enseñar a los niños pequeños que el hecho de que quieran algo no tiene por qué llevarlos a exigir cosas, a lloriquear ni a sentirse desgraciados si sus deseos no se cumplen inmediatamente. Al prestar atención a los deseos de tus niños, tú representas a la Naturaleza en esta etapa temprana. Cuando tus hijos confían en que tú escuchas lo que desean, cuando siéntenla seguridad de que tú estás dispuesto a satisfacer sus necesidades, los niños pequeños empiezan a aprender a confiar en la Naturaleza más adelante.
La pregunta ¿es esto lo que quieres de verdad? es adecuada para empezar a preguntársela a los niños cuando están en los últimos cursos de primaria y conserva su relevancia para toda la vida.

Fuente: Deepak Chopra, las 7 leyes espirituales para padres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario