sábado, 28 de enero de 2012

Domingo, TODO ES POSIBLE


Lo ideal es comentar en la cena del sábado lo que ocurrirá el domingo y luego volver a comentarlo al finalizar el día. De ahí que todos los posts estén escritos un día antes.El domingo es el día de la potencialidad pura.  Para que resulte más fácil asimilar, mejor utilizar la palabra corazón: todo es posible en tu corazón. Todo es posible, sea lo que sea.

Tres cosas para hacer el domingo con los peques de la casa:
1.       Dirigirles unos minutos de meditación en silencio.
Sólo a partir de los 6-7 años, enseñarles que es bueno estar solos en silencio. Los mayores pueden dar ejemplo.
2.       Inspirarlos para que aprecien la belleza y la maravilla de la naturaleza
3.       Mostrarles las posibilidades nuevas de las situaciones familiares
¿Hay otra manera de mirar esto? Ver y buscar algo nuevo en las situaciones bien conocidas. Sin darnos cuenta formulamos juicios de valor que cierran el paso a cualquier posibilidad nueva (no me gusta, no lo entiendo, me aburre, etc). No emitir juicios, no llamar malo ni incorrecto a nadie. Lo mejor es que cada uno busque en el otro una cosa buena o digna de ser amada, y lo comente en la cena.
Tenemos que asumir la responsabilidad de nuestros sentimientos. Aprender la diferencia entre “has hecho una cosa que me ha enfadado mucho”, y “tengo unos sentimientos de enfado que quiero resolver por mí mismo”.

Fuente: Deepak Chopra, las siete leyes espirituales para padres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario